Putin pide a EE.UU. detener la "histeria y retórica de la Guerra Fría"

Vladimir Putin Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Putin con el primer ministro de Crimea Sergei Aksyonov y el portavoz parlamentario de Crimea Vladimir Konstantinov .

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, pidió a Estados Unidos que detenga la "histeria y retórica de la Guerra Fría", durante una sesión especial ante parlamentarios rusos celebrada este martes.

Según dijo, Occidente se ha "extralimitado en Ucrania y comportado irresponsablemente".

El ministerio de Exteriores de Rusia indicó a su vez que las sanciones no se quedarán sin respuesta, pero no especificó qué medidas se tomarán.

La Unión Europea y Estados Unidos aprobaron este lunes el congelamiento de activos y prohibiciones de viaje a funcionarios de Rusia y Ucrania.

El presidente estadounidense Barack Obama dijo que se contemplan nuevas sanciones si Rusia no cambia de actitud respecto a Ucrania.

Crimea siempre fue de Rusia

Putin señaló que "en los corazones del pueblo, Crimea siempre fue parte de Rusia" y urgió a sus parlamentarios a que respalden el intento de Crimea de separarse de Ucrania y unirse a la Federación Rusa.

En su discurso defendió las acciones de Rusia en Crimea y dijo que su inclusión dentro de las fronteras de Ucrania en 1954 fue un error.

Según destacó, la región tiene una importancia histórica vital para Rusia y reiteró que el referendo del domingo cumplía con los requisitos de las leyes internacionales.

Rusia "por supuesto enfrentará la confrontación extranjera", añadió. "Tenemos que decidir por nosotros mismos. ¿Vamos a proteger nuestros intereses nacionales o seguir entregándolos para siempre?"

Apoyo de China

Putin agradeció a China su apoyo durante la crisis. Beijing se abstuvo de votar ante Naciones Unidas un borrador condenando a Rusia por sus acciones en Crimea.

Tras el discurso, el presidente ruso firmó junto con el primer ministro de Crimea, Sergei Aksyonov, el portavoz del parlamento de Crimea, Vladimir Konstantinov, y el alcalde de la capital, Sebastopol, Alexei Chaliy, el tratado que anexa la península a Rusia.

Tras la firma, la anexión de Crimea debe ser aprobada por una corte constitucional y luego ser ratificada por el parlamento.

Según Richard Galpin, corresponsal de la BBC en Moscú, este proceso probablemente se completará a finales de esta semana.

"No queremos desmembrar Ucrania"

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Funcionarios dicen que el 97% de los habitantes de Crimea aprobaron pasar a formar parte de Rusia.

Putin ha detallado que en la península habrá tres idiomas que cohabitarán de manera cooficial: ruso, ucraniano y el idioma tártaro de Crimea.

El mandatario también aseguró que hubo un tiempo en que "crueles injusticias" fueron infringidas contra los tártaros, pero que ahora sus derechos serán respetados.

Añadió que los rusos en Ucrania están cansados de su gobierno en crisis, que está "ordeñando" a su pueblo.

Sin embargo, desmintió que Rusia pretenda desmembrar Ucrania e instó a no creer a los que dicen que a la anexión de Crimea le seguirán otras regiones.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores de Ucrania expresó que jamás reconocerá la anexión de Crimea a Rusia y que el discurso de Putin de este martes demuestra que Rusia es una "amenaza al mundo civilizado y a la seguridad internacional".

Vea también: La crisis de Crimea hace resurgir los ecos de la Guerra Fría

Contenido relacionado