Uruguay recibirá a presos de Guantánamo

  • 20 marzo 2014
Mujica
Mujica aseguró que su decisión es por Derechos Humanos.

El presidente de Uruguay, José Mujica, anunció este jueves que su país acogerá temporalmente a cinco presos que serán enviados desde la prisión de la base estadounidense de Guántanamo, en la isla de Cuba.

En declaraciones a varios medios de comunicación locales, Mujica confirmó la información que circuló horas en el semanario Búsqueda.

"Vienen como refugiados y el Uruguay les dará un lugar si quieren traer a la familia y todo lo demás", le explicó el presidente al diario El País, de Montevideo.

Las condiciones de reclusión de Guantánamo, donde permanecen 155 presos, han sido denunciadas de forma recurrente.

Numerosos gobiernos le han pedido a EE.UU. que cierre ese centro de prisioneros.

La primera orden ejecutiva del presidente Barack Obama al llegar a la Casa Blanca en enero de 2009 fue ordenar el cierre de la prisión, pero eso no ha podido concretarse debido al bloqueo legislativo impuesto por la mayoría republicana en el Congreso.

Una de las estrategias que ha adoptado el mandatario para tratar de cumplir su promesa ha sido la de repartir por diversos países a los presos de la base naval.

Lea también: ¿Quién queda detenido en Guantánamo?

"Paso la boleta"

La embajada estadounidense en Montevideo había adelantado que su gobierno había iniciado conversaciones con el de Uruguay, entre otros, para solicitar su colaboración con el cierre de Guantánamo.

Mujica aseguró que cobrará el favor.

La nota de la embajada seguía a una información aparecida en el semanario Búsqueda en la que se aseguraba que, después de haber enviado dos delegados a la prisión y haber hablado con el presidente cubano, Raúl Castro, Mujica había aceptado recibir cinco presos por dos años.

Búsqueda asegura que el objetivo del gobierno de Obama es "distribuir a los reclusos en más de una docena de países de distintas partes del mundo"

En sus declaraciones a los medios al confirmar la noticia, el presidente uruguayo dijo que se trata de un asunto de "derechos humanos".

Mujica, un exguerrillero que combatió al régimen militar durante los 70 y 80, pasó casi 15 años de su vida en prisión, recordó el corresponsal de BBC Mundo en el Cono Sur, Ignacio de los Reyes.

El mandatario no aclaró si se llegó a algún acuerdo concreto con Washington para devolver el favor. Pero aseguró: "Yo tampoco hago favores gratis, paso la boleta. Esto hay que hacerlo porque sí".

Contenido relacionado