Egipto: pena de muerte para 528 seguidores de Morsi

Tanque en Egipto Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Las autoridades han tomado medidas severas contra los islamistas desde la caída de Morsi en julio del año pasado.

Un tribunal en Egipto sentenció a muerte a 528 simpatizantes del depuesto presidente del país Mohamed Morsi.

Los sentenciados están acusados del asesinato de un policía y de cometer actos de violencia contra la policía, entre otros delitos.

Los presuntos ataques contra las fuerzas del orden ocurrieron en el sur de Egipto en agosto, después de que la policía desbarató dos campamentos de protesta en El Cairo en el que los simpatizantes de Morsi exigían que su reinstauración en el poder.

De los 528, alrededor de 150 se encuentran detenidos. El resto fue juzgado en ausencia. 16 fueron absueltos.

El grupo es parte de 1.200 seguidores de Morsi llevados a juicio, entre los que se incluyen miembros jerárquicos de los Hermanos Musulmanes.

Desde que Morsi fue expulsado del poder en julio del año pasado, las autoridades han tomado medidas severas contra los islamistas, matando a cientos y arrestando a miles.

Apelación

Los abogados de la defensa se quejaron de que no les dieron oportunidad de presentar sus casos, que fueron resueltos en dos sesiones en un tribunal en Minya, en el sur de El Cairo. Se espera que apelen la sentencia.

Según explica la corresponsal de la BBC en El Cairo, Orla Guerin, el veredicto ahora tiene que ser aprobado -o rechazado- por la autoridad religiosa suprema de Egipto, el Gran Mufti (un prominente académico islámico).

Según analistas, si bien no es raro que en Egipto se dicten sentencias de muerte, en los últimos años son pocas las que se han cumplido.

La sesión final del juicio tendrá lugar el 28 de abril, con lo cual todavía hay tiempo antes de que se confirme la sentencia para presentar un recurso de apelación, añade la corresponsal.

El portavoz de los Hermanos Musulmanes en Londres, Abdullah el-Haddad, le dijo a la BBC que las sentencias muestran que Egipto ahora se ha convertido en una dictadura.

"Puede que se trate sólo de una amenaza, y que haya apelaciones en la corte y la decisión cambie, pero éste es el nuevo Egipto después del golpe. Ésta es la nueva dictadura que (el Jefe de la Armada y el ministro de Defensa) Abdul Fattah al Sisi está tratando de establecer".

Contenido relacionado