Argentina reduce los subsidios al agua y al gas

Ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El gobierno asegura que no se trata de un "ajuste", como afirman sus detractores.

El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, anunció este jueves que el Estado reducirá en un 20% los subsidios al consumo de agua y gas que se venían aplicando desde 2003.

El funcionario explicó que los subsidios se aplicaron en un momento de crisis, cuando la mitad de la población argentina vivía por debajo de los índices de pobreza luego de la caída de la economía en 2001.

Sin embargo, Kicillof dijo que en los últimos años los precios bajos de las tarifas incentivaron un uso inapropiado del agua y del gas.

Por eso, señaló que quedarán exentos de los recortes quienes logren reducir su consumo en un 20%.

Además, afirmó que quedarán exceptuados los jubilados, las personas con discapacidad y quienes reciban planes sociales. También los habitantes de la región patagónica, que requieren el gas por cuestiones climáticas. Y aclaró que las reducciones no se aplicarán en la industria.

Según el gobierno, no se trata de un “ajuste” o un “recorte” de subsidios, sino una “reasignación”, ya que el dinero ahorrado se destinará a programas de asistencia social.

Sin embargo, los críticos del gobierno aseguran que los recortes aumentarán la inflación, estimada por las consultoras privadas en un 40% para 2014, una de las más altas del mundo.

Según la periodista de BBC Mundo en Buenos Aires Veronica Smink, los subsidios al consumo energético, al agua y al transporte, representan uno de los principales gastos del Estado argentino.

Muchos critican al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner por haber mantenido los subsidios por más de diez años, a pesar del repunte de la economía argentina a partir de 2004.