El gobierno de EE.UU. confirma su participación en proyecto de "Twitter cubano"

Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La Casa Blanca negó que Zunzuneo se trate de una acción encubierta para derrocar al gobierno cubano.

El gobierno de Estados Unidos confirmó este jueves su participación en un proyecto de red social para Cuba llamado Zunzuneo, financiado por la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (Usaid, por sus siglas en inglés), pero negó que se tratara de una acción encubierta.

La información la había publicado este jueves la agencia AP, que aseguraba haber visto pruebas que demostraban que "el gobierno de EE.UU. planeó la creación de una red de comunicación para intentar socavar el gobierno comunista de Cuba, construida con empresas secretas y financiado a través de bancos extranjeros".

La agencia AP se refería a un proyecto supuestamente clandestino, denominado "ZunZuneo" y cuyo objetivo era crear una especie de "Twitter cubano" llamado Zunzuneo, una red social de mensajes a través del teléfono celular para fomentar la disidencia entre los jóvenes de la isla.

Según el reporte, la red funcionó en la isla desde 2009 hasta 2012 y llegó a tener hasta 40.000 usuarios inscritos.

Según un comunicado de Usaid, el propósito del proyecto Zunzuneo era crear "una plataforma para que los cubanos hablaran libremente entre sí , y punto. En las etapas iniciales se enviaron noticias de tecnología, resultados deportivos y noticias del clima para despertar el interés de los cubanos".

Sin embargo, el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney aclaró en su rueda de prensa que "las sugerencias de que se trataba de un programa encubierto no son correctas”. También niegan que su contenido fuera político.

Carney dijo además que EE.UU. financia distintos programas "para ayudar a capacitar a los cubanos a tener acceso a más información y fortalecer a la sociedad civil" y agregó que el dinero invertido en el mencionado proyecto "fue objeto de debate en el Congreso".

El presidente Barack Obama y su gobierno "apoyan los esfuerzos para ayudar a los ciudadanos cubanos a comunicarse más fácilmente entre ellos y con el mundo exterior", comentó Carney.

Hasta el momento, el gobierno de Cuba no se ha pronunciado oficialmente.