Confuso incidente complica acuerdo en Ucrania

  • 20 abril 2014
Hombre armado pro ruso cerca de Sloviansk
El gobierno de Rusia dijo estar indignado por el ataque.

Ucrania dice que está investigando un enfrentamiento en el este del país que, de acuerdo a reportes, dejó al menos tres muertos.

La secretaria adjunta del Consejo Nacional de Seguridad, Viktoria Siumar, le dijo a la BBC que era demasiado pronto para saber qué ocurrió exactamente en un tiroteo la madrugada del domingo en un puesto de control prorruso cerca de Sloviansk.

Las autoridades ucranianas dijeron que se pudo haber tratado de un enfrentamiento entre criminales.

Siumar dijo que había indicios de que se trataba de "una discusión entre grupos criminales locales". "El nivel de la criminalidad en el este de Ucrania aumentó de forma considerable recientemente", agregó.

Pero la cancillería rusa dijo que estaba indignada y culpó al grupo ultranacionalista ucraniano Sector de Derecha del ataque. El grupo lo negó y dijo que fue algo orquestado por los rusos.

"La parte rusa está indignada por la provocación de los combatientes, lo que demuestra la falta de voluntad de las autoridades de Kiev de controlar y desarmar a los nacionalistas y extremistas", señaló en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Imágenes de televisión mostraron lo que se describió como las secuelas de un ataque contra un puesto de control de prorruso alrededor de 01:00 hora local (22:00 GMT del sábado), incluyendo el cuerpo de un hombre debajo de una cubierta.

La BBC no pudo verificar las imágenes. Sin embargo, un periodista de la agencia de noticias Reuters en el lugar dijo haber visto dos cadáveres en un camión.

Tras el incidente, el líder activista prorruso Vyacheslav Ponomariov, quien se declaró alcalde de Sloviansk, pidió a Rusia que envíe fuerzas de paz, armas y alimentos.

Acuerdo en Ginebra

El primer ministro interino de Ucrania acusó al presidente de Rusia de tratar de "restaurar la Unión Soviética".

El incidente se produce mientras grupos prorrusos siguen ocupando edificios del gobierno ucraniano desafiando un acuerdo para abandonarlos.

A persar de un acuerdo internacional –alcanzado el jueves en Ginebra entre Rusia, Ucrania, la Unión Europea y Estados Unidos– para el desalojo de las sedes oficiales, activistas afirmaron que no abandonarán los predios.

El portavoz de los separatistas en la ciudad de Donetsk dijo que el gobierno de Kiev era "ilegal" y aseguró que no se irían hasta la dimisión de las autoridades.

Las conversaciones en Ginebra intentaron desactivar la crisis y todas las partes acordaron que los grupos militares ilegales en Ucrania deberían ser disueltos y desarmados.

También se convino que habría una amnistía para todos los activistas y manifestantes antigubernamentales.

El corresponsal de la BBC en Donetsk James Reynolds dice que el incidente hace que la implementación del acuerdo de Ginebra del jueves sea aún más complicada.

El presunto ataque contra el puesto de control hará que los grupos prorrusos sean aún más reacios a ceder terreno, explica Reynolds.

En tanto, en una entrevista con la cadena estadounidense NBC, el primer ministro interino de Ucrania, Arseniy Yatsenyuk, acusó al presidente de Rusia, Vladimir Putin, de tratar de "restaurar la Unión Soviética".

Lea también: Mensajes antisemitas reavivan temores en Ucrania

Contenido relacionado