EE.UU.: letales tornados dejan al menos 17 muertos

Daños en Quapaw, Oklahoma Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Este domingo varios tornados causaron destrucción en el centro y sur de EE.UU.

El centro y el sur de Estados Unidos fueron azotados por tornados este domingo que causaron la muerte de por lo menos 17 personas y provocaron severos daños.

Funcionarios del estado de Arkansas dijeron que once personas perecieron cuando un tornado arrasó varios suburbios de Little Rock, dejando una estela de destrucción de 65 kilómetros.

Otro tornado golpeó la ciudad de Quapaw, en el vecino estado de Oklahoma, destruyendo una estación de bomberos y matando a una persona, para luego seguir su curso hacia el norte en Kansas e impactar en Baxter Springs.

Imágenes transmitidas por la televisión mostraron los daños en edificios y vehículos. Las operaciones de búsqueda y rescate continúan.

Los estados de Nebraska, Kansas, Iowa y Missouri también se vieron golpeados por tornados.

Lea también: muros gigantes para detener tornados

El director de Control de Emergencias del condado de Ottawa, Joe Dan Morgan, indicói que Quapaw, que tiene una población de unos 900 habitantes, se vio severamente golpeado.

Ruta de destrucción

"Parece que la mitad de la ciudad tiene daños extensos" dijo.

Unas seis personas en Quapaw resultaron heridas.

Después de Oklahoma el tornado siguió su trayectoria hacia el norte al estado de Kansas, donde golpeó a Baxter Springs, hiriendo a varias personas y causando graves daños.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La destrucción en Mayflower, cerca de Little Rock, Arkansas, fue captada con videos.
Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El tornado volcó autos en Mayflower y destruyó varios edificios.
Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Baxter Springs, en Kansas, resultó golpeado por el mismo tornado que golpeó a Quapaw.

En Arkansas el tornado tocó tierra a unos 16 km al oeste de la ciudad de Little Rock y se retiró tras una ruta de destrucción de 65 km.

Se dice que pasó por varios suburbios del norte destruyendo un número de edificios.

Mark DeCample, portavoz del gobernador de Arkansas, Mike Beebe, indicó que once personas habían muerto en varios suburbios al occidente y norte de Little Rock, cinco en el condado de Faulkner, cinco en el condado de Pulaski y una en el condado de White.

Contenido relacionado