Argentina está "enferma de violencia y corrupción", según sus obispos

Rosario Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption En Rosario, la violencia tiene su origen en el tráfico de drogas.

La Conferencia Episcopal Argentina advirtió este viernes que el país está "enfermo de violencia" y aseguró que "los hechos delictivos no solamente han aumentado en cantidad sino también en agresividad".

En un comunicado publicado con motivo de su conferencia anual en Buenos Aires, los obispos compararon la violencia con un cáncer que causa injusticia y muerte y añadieron que está calando en la sociedad más feroz que nunca.

"Una violencia cada vez más feroz y despiadada provoca lesiones graves y llega en muchos casos al homicidio. Es evidente la incidencia de la droga en algunas conductas violentas y en el descontrol de los que delinquen, en quienes se percibe escasa y casi nula valoración de la vida propia y ajena", plantearon los obispos argentinos.

El documento "Felices los que trabajan por la paz" reclamó "no responsabilizar y estigmatizar a los pobres por ser tales" como responsables de la violencia y los delitos.

El gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner respondió diciendo que el comunicado es un intento deliberado de echarle la culpa por los crecientes niveles de inseguridad.

Contenido relacionado