General Motors ordena la retirada de 2,7 millones de vehículos

Chevrolet Malibú Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El Chevrolet Malibú es uno de los modelos más afectados por las fallas.

General Motors ordenó este jueves la retirada de 2,7 millones de vehículos, la mayoría con defectos en las luces de freno.

La llamada a revisión, que afecta a varios modelos, costará unos US$200 millones, informó la automotriz estadounidense.

Fundamentalmente corresponden a los modelos Chevrolet Malibú y Malibú Maxx, Pontiac G6 y Saturn Auras en Estados Unidos.

GM dijo que la falla podría hacer que las luces de freno no se enciendan al apretar el freno o que se enciendan cuando no se aprieta.

También podría haber fallas en el control de velocidad, el control de tracción y el control electrónico de estabilidad, informó la empresa.

GM señaló que es consciente de "varios centenares" de quejas, 13 choques y dos heridos como resultado de las fallas.

Los otros retiros de vehículos incluyen 140.000 Chevrolet Malibú por problemas con el servofreno hidráulico y más de 100.000 Chevrolet Corvettes por luces principales falladas.

También hay algunos casos de defectos en los limpiaparabrisas en modelos Cadillac CTS y defectos en rótulas de dirección en camiones, que podrían causar accidentes.

Lea: La falla de 57 centavos que puso en jaque a GM

Énfasis en la seguridad

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption General Motors ya ha pagado más de US$1.000 millones este año por los retiros de vehículos.

El mes pasado la compañía reveló que había tenido que asumir un costo de US$1.300 millones por una anterior retirada de 2,6 millones de autos con problemas en el encendido.

Agregó que esta última medida se debió a un mayor énfasis en la seguridad, tras dichos problemas.

"Quiero dejar en claro que nuestros clientes son nuestra brújula", afirma Mary Barra, directora ejecutiva de GM en el sitio oficial de la empresa.

"Ustedes están en el corazón de todo lo que hacemos y es nuestra intención hacer esta revisión lo más suave posible para que nunca más vuelva a ocurrir", agrega. "Aprenderemos de esto y seremos una mejor compañía. Gracias por su paciencia".

Por su parte, el vicepresidente de seguridad global de GM, Jeff Boyer, expresó: "Hemos redoblado nuestros esfuerzos para agilizar y resolver las actuales revisiones y hemos identificado y analizado los recientes problemas con los vehículos que requieren acciones".

Contenido relacionado