Venezuela: Unasur suspende participación en diálogo

  • 15 mayo 2014
Luiz Alberto Figueiredo Machado, canciller brasileño Image copyright Reuters
Image caption El canciller de Brasil fue convocado por la presidenta Rousseff para permanecer en Brasilia.

El esperado encuentro con los “terceros de buena fe” que acompañan el diálogo entre el gobierno y la oposición en Venezuela que estaba previsto para este jueves fue pospuesto a una fecha aún por definir, luego de que los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador cancelaran su anunciado viaje a la capital venezolana, Caracas.

Fuentes de la cancillería brasileña citadas por la agencia Efe informaron que el canciller de ese país, Luiz Alberto Figueiredo, había sido “convocado por la presidenta Dilma Rousseff para permanecer en Brasilia” y que una nueva fecha para la reunión seria definida “oportunamente".

Según el enviado especial de BBC Mundo a Venezuela, Arturo Wallace, en el país hasta el momento no se han explicado oficialmente las razones para el aplazamiento.

“Pero han pasado tantas cosas desde que los cancilleres anunciaron su visita, que es posible que hayan considerado que necesitaban de más tiempo para evaluar los acontecimientos”, aventuró nuestro corresponsal.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática, MUD, cree "probable" poder reunirse en la tarde de este domingo con los cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín; Brasil, Luiz Alberto Figueiredo; y Ecuador, Ricardo Patiño, así como con el nuncio en Caracas, Aldo Giordano.

Image copyright Reuters
Image caption No hay nueva fecha para la reunión con los representantes de Unasur.

"Es probable que se dé la reunión el domingo en la tarde, aún no está confirmada, pero es la información que tenemos hasta este momento", indicó el secretario adjunto de la MUD, Ramón José Medina, coordinador de la comisión que participa en el diálogo.

Congelamiento del diálogo

Arturo Wallace recordó que a inicios de la semana la MUD anunció el “congelamiento” del diálogo por el supuesto incumplimiento de varios de los compromisos adquiridos por el gobierno y en respuesta al arresto de numerosos estudiantes involucrados en las protestas.

“Los delegados de la MUD, sin embargo, también dijeron que esperaban que la llegada de los delegados de la Unión Suramericana de Naciones -Unasur- pudiera ayudar a destrabar el diálogo”, dijo Wallace.

“Pero ahora parece que ellos, y todos los demás venezolanos, tendrán que esperar un poco más”, agregó.

El objetivo del diálogo, que inició el pasado 10 de abril, es poner fin a meses de protestas callejeras en contra del gobierno, las que han dejado al menos 41 muertos y casi 3.000 personas detenidas.

Lea también: ¿Tiene futuro el diálogo en Venezuela tras su primera gran crisis?

Contenido relacionado