Siria: Bashar al Asad gana cuestionada elección con el 88,7% de los votos

  • 4 junio 2014
Carteles de Bashar al Asad Image copyright BBC World Service
Image caption Según la versión oficial, 73% de los votantes acudieron a las urnas.

El presidente de Siria, Bashar al Asad, fue reelegido con una abrumadora mayoría de los votos, según datos oficiales. Además, la participación fue sorprendentemente elevada, también de acuerdo a las autoridades.

El presidente del Parlamento, Mohamed al Laham, dijo el miércoles que Asad ganó con un 88,7% de los votos emitidos, y la participación fue de alrededor del 73%.

Corresponsales de la BBC en la región señalaron que sólo los electores de zonas controladas por el gobierno pudieron votar y que la cifra oficial parece poco realista.

Los rivales de Al Asad, Hassan al-Nouri y Maher Hajjar, recibieron 4.3% y 3.2% de los votos respectivamente.

Ésta fue la primera vez en décadas que más de una persona -fuera de la familia Asad- tiene la autorización de presentarse como candidato a comicios presidenciales.

Image copyright Reuters
Image caption El presidente del Parlamento sirio fue el encargado de anun ciar los resultados.

Pero los críticos de Assad y la oposición siria en las áreas controladas por rebeldes han calificado la elección de farsa.

Otra clase de elección

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, quien aterrizó el miércoles en Líbano, aseguró que la elección no tiene ningún sentido, dado que millones no pudieron votar.

Desde Líbano, Kerry aseguró que la situación humanitaria en Siria es una de las peores catástrofes actuales y anunció ayuda extra por US$300 millones para las agencias de ayuda a refugiados de Naciones Unidas en Líbano.

Decenas de miles de personas han muerto en tres años de guerra civil y millones han debido abandonar sus hogares.

En Damasco, el corresponsal de la BBC Jeremy Bowen indicó que estos comicios no pueden ser analizados como una elección entre varios partidos políticos y varios candidatos.

Para Bowen se trató más de un homenaje de sus partidarios al presidente, que fue boicoteado por sus críticos, más que de un evento político.

Image copyright AFP
Image caption Los seguidores de Asad festejaron los resultados en Damasco.

Contenido relacionado