Colombia: gobierno y FARC reconocen deuda con las víctimas

Representantes de la FARC en negociaciones en Cuba Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Las FARC nunca habían reconocido haber dejado víctimas por su lucha<br> en un documento oficial.

El gobierno de Colombia y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, prometieron este sábado reconocer sus mutuas responsabilidades para con las víctimas del conflicto armado colombiano en el marco de las conversaciones de paz que se celebran en La Habana.

"No venimos a intercambiar impunidades", aseguraron las partes al presentar un comunicado con los diez principios rectores que guiarán las discusiones sobre el tema, justo cuando falta poco más de una semana para la celebración de unas elecciones presidenciales que muchos han presentado como una especie de referendo sobre el diálogo de paz.

"Los derechos de las víctimas no son negociables", se afirma también en el comunicado, que establece que la satisfacción de esos derechos, la reparación de todas las víctimas del conflicto y garantías de no-repetición serán pilares de cualquier acuerdo sobre el tema.

Y las partes también acordaron la creación de una comisión para el esclarecimiento de la verdad sobre el conflicto, así como para la participación directa de las víctimas en las conversaciones que están teniendo lugar en la capital cubana.

Hito

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Para el gobierno, el destino de las negociones es crucial para la reelección.

Según el corresponsal de BBC Mundo en Colombia, Arturo Wallace, el anuncio constituye un hecho histórico en la historia de las negociaciones de paz con la guerrilla de las FARC, fundadas hace más de 50 años y habitualmente reticentes a reconocerse como victimarios de un conflicto que ha producido más de seis millones de víctimas.

"Esta no es la primera vez que, en el marco de las conversaciones, éstas reconocen haber causado víctimas. Pero en esta ocasión no se trata de una declaración a la prensa, sino un documento oficial", explicó Wallace.

"Aunque la coyuntura electoral seguramente incidirá sobre la lectura que se haga de este anuncio", agregó.

Efectivamente, la continuidad del proceso de paz que empezó en La Habana en noviembre de 2012 es la principal carta esgrimida por el presidente Juan Manuel Santos en la búsqueda de la reelección.

Mientras que su rival del derechista Centro Democático, Oscar Iván Zuluaga, pasó de rechazar completamente las negociaciones con las FARC a asegurar que estaba dispuesto a seguir con las mismas siempre que las FARC aceptaran una serie de condiciones que garantizaran "paz sin impunidad".

Contenido relacionado