Policía brasileña lanza gases lacrimógenos contra manifestantes en Sao Paulo

Protestas Sao Paulo Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Las manifestación de este lunes se centó en la estación de Santa Rosa del Metro de Sao Paulo.

La policía antidisturbios brasileña dispersó con gases lacrimógenos una protesta en Sao Paulo, la ciudad que el jueves albergará el partido inaugural del Mundial de Fútbol.

La manifestación estaba vinculada con la huelga de los trabajadores del metro en demanda de un aumento salarial que ha sido declarada ilegal.

El corresponsal de BBC Mundo en Brasil, Gerardo Lissardy, afirma que la policía retuvo a un grupo de huelguistas dentro de la estación Ana Rosa y luego liberó a la mayoría.

Los manifestantes bloqueaban una calle al lado de esa estación y llegaron a levantar una barrera con bolsas de basura en llamas, pero la policía los dispersó lanzando gases.

Media playback is unsupported on your device

Nuestro corresponsal cuenta que menos de la mitad de las estaciones de la red paulista (30 de 65) se han reportado abiertas.

Y añade que a las 08:00 -hora local- se habían registrado 146 kilómetros de embotellamientos de tránsito, por arriba del promedio habitual.

Las autoridades del metro de Sao Paulo aseguran que han decidido cesar a unos 60 funcionarios en huelga.

Además, la policía detuvo a 13 trabajadores, según informaron los medios de comunicación locales.

Según Lissardy, hay una manifestación en curso en la calle que no es muy numerosa, pero a la que se están sumando trabajadores sin techo y de otros movimientos.

Demandas salariales

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La policía antidisturbios reprimió la protesta.

La huelga del metro comenzó como uno de los tantos conflictos gremiales que tiene Brasil en vísperas del Mundial de Fútbol. Pero se ha vuelto un reto clave para el país antes de que Sao Paulo reciba el partido inaugural de la Copa, el jueves.

Una asamblea de trabajadores del metro paulista resolvió el domingo mantener la huelga por mejoras salariales que causó embotellamientos sin precedentes en la ciudad, pese a que la justicia la declaró ilegal.

El domingo, los empleados de ese transporte público votaron por continuar indefinidamente con la medida de fuerza.

El gobernador del estado, Geraldo Alckmin, pidió a los trabajadores volver al trabajo en la noche de este mismo domingo y advirtió que quienes continúen la huelga pueden ser cesados.

Lea también: La huelga que mantiene en vilo a Brasil a días del Mundial

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La huelga se ha vuelto un reto clave para el país antes de que Sao Paulo reciba el partido inaugural de la Copa, el jueves.

Contenido relacionado