China: al menos 13 muertos en la provincia de Xinjiang

  • 21 junio 2014
Xi Jinping, presidente de China Image copyright AP
Image caption El gobierno chino acusa a los uigures de la provincia de Xinjiang de ser "terroristas".

Al menos 13 personas murieron en un ataque en una comisaría de policía de la región noroccidental china de Xinjiang, donde las tensiones entre el gobierno de Pekín y los grupos extremistas musulmanes aumentaron en los últimos meses.

Según la agencia oficial Xinhua, que cita a las autoridades locales, los 13 muertos formaban parte de un grupo de atacantes que fueron abatidos por las fuerzas de seguridad, mientras que tres policías resultaron heridos levemente en el suceso.

Las mismas fuentes aseguran que el ataque no causó víctimas civiles ni heridos.

La prensa local señaló que un vehículo se estrelló contra la oficina de seguridad pública de la ciudad de Yecheng, situada en el sur de la provincia de Xinjiang, y que los que viajaban en él detonaron varios artefactos explosivos antes de ser abatidos por las fuerzas de seguridad.

La región autónoma de Xinjiang es uno de los puntos calientes de China tras décadas de conflicto entre los uigures y la etnia mayoritaria han.

Pekín asegura que en esta zona hay grupos extremistas, muchos de ellos dirigidos por miembros de la etnia uigur, que reivindican la independencia de esa región bajo el nombre de "Turkestán Oriental".

Por su parte, los grupos uigures en el exilio acusan a Pekín de usar el terrorismo como excusa para reprimir su religión y cultura y aseguran que el reciente aumento de los enfrentamientos étnicos se debe a la "persistente" vulneración de sus derechos humanos.

Durante los últimos cinco años el número de víctimas relacionadas con enfrentamientos entre las autoridades y estos grupos o por ataques terroristas se sitúa alrededor de 400.

Lea también: ¿Separatismo? Lo que hay detrás de los violentos ataques en China

Contenido relacionado