Estado Islámico sigue conquistando territorio para su califato en Siria

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Rebeldes del Frente Islámico también se han enfrentado a Estado Islámico.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) tomó este lunes gran parte de la provincia siria de Deir al Zur, cuyo territorio controla en hasta un 95%, según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La ONG, con sede en Reino Unido, informó que EI aprovechó la retirada de sus rivales del Frente al Nusra, ligado a Al Qaeda, para tomar Deir al Zur, provincia rica en petróleo de 36.000 kilómetros cuadrados.

Con la conquista, EI tiene en su poder gran parte del norte de Siria. Ya controlaba la provincia limítrofe de Al Raqa en el lado sirio y varias ciudades y pueblos del norte de Irak.

Dirigidos por el islamista Abu Kakr al Baghdadi, declararon el establecimiento de un califato en los territorios capturados a Irak y Siria. Al Baghdadi se autoproclamó califa y exigió lealtad a todos los musulmanes.

Ahora, según el OSDH controla un territorio que quintuplica el de Líbano.

Lea también: Lecciones del pasado para el califato del siglo XXI

Contenido relacionado