México: la izquierda continuará oposición a reforma energética

Pemex Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La privatización del sector energético ha sido tabú en México.

A pesar de que el Senado de México aprobara por gran mayoría la Ley de Hidrocarburos, los parlamentarios izquierdistas liderados por el Partido de la Revolución Democrática, PRD, prometieron continuar con su oposición.

La legislación, cuyos adeptos promovieron como necesaria para modernizar el sector energético del país, prevé la privatización de las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos, una actividad que hasta ahora era monopolio del Estado y realizada exclusivamente por la empresa estatal Pemex.

La reforma energética es clave para una de las principales propuestas del priista presidente Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, aseguró que la batalla no había terminado y que revertirían la decisión a través de una consulta popular.

"La discusión dejará de ser asunto sólo de los partidos y claustros pero se trasladará a plazas públicas, sindicatos, calles y a los hogares de millones de familias mexicanas", declaró.

Tras su aprobación en el Senado el proyecto de ley se envió a la Cámara de Diputados para recibir su aval, el último peldaño para que entre en vigor.