Israel continuará su ofensiva militar en Gaza "hasta conseguir los objetivos"

  • 2 agosto 2014
Benjamin Netanyahu Derechos de autor de la imagen EPA

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, anunció este sábado que la operación en Gaza continuará "hasta conseguir los objetivos" y "de acuerdo con las necesidades de seguridad de su país", inclusive después de que se hayan destruido los túneles de Hamas.

En una alocución televisada, Netanyahu dijo que el grupo militante pagará un "precio intolerable" por sus ataques contra Israel.

Sus declaraciones se producen mientras se esfuman las esperanzas de llevar a cabo conversaciones sobre una tregua en Egipto, donde ya se esperaba a la delegación palestina.

Unos 1.670 palestinos -en su mayoría civiles- y 65 israelíes -todos soldados menos dos- han muerto desde que comenzó el conflicto, hace más de tres semanas.

Un obrero tailandés también murió en Israel, mientras que unos 8.900 palestinos han resultado heridos, según el Ministerio de Salud en Gaza.

Entretanto, continúa el intercambio de fuego en la franja, mientras Israel sigue buscando al soldado Hadar Goldin, que desapareció el pasado viernes.

Derechos de autor de la imagen AP

Sin tregua

Israel comenzó su campaña de incursiones aéreas el 8 de julio pasado, con la intención de detener los ataques con cohetes desde Gaza.

Posteriormente lanzó operaciones terrestres dirigidas a los sitios desde donde disparan los cohetes, así como a los túneles usados por los militantes para infiltrarse en Israel.

Ha habido numerosos intentos de negociar el cese de hostilidades, pero ninguno ha prosperado.

Ambas partes se han acusado repetidamente de romper las treguas.

Previamente, las fuerzas militares israelíes habían informado que la misión de destruir los túneles construidos por Hamas estaba casi completa.

Igualmente, oficiales israelíes cuyos nombres no fueron dados a conocer sugirieron que Israel podría retirarse unilateralmente de Gaza después de eso.

Derechos de autor de la imagen AP

Pero en una conferencia de prensa, Netanyahu afirmó que la campaña en Gaza no ha terminado y enfatizó que Israel no aceptará los continuos ataques a sus ciudadanos desde Gaza.

"Hamas cometió nuevamente el error de creer que el pueblo de Israel carece de la voluntad y determinación de combatirlos y Hamas tendrá que aprender una vez más por las malas que Israel hará lo que tenga que hacer para proteger a su gente", declaró.

Sin embargo, en una aparente respuesta a Netanyahu, el portavoz de Hamas, Fawzi Barhoum, dijo que el movimiento islamista "continuará nuestra resistancia hasta que consiga nuestros objetivos", según se informó.

Más temprano este sábado, los israelíes dijeron a los palestinos que podían regresar a sus casas. Pero un corresponsal de la BBC indicó que ningún palestino estaba regresando porque no confían en los israelíes.

Funcionarios de salud en Gaza afirman que 200 palestinos resultaron muertos por las incursiones israelíes desde el viernes.

El peor bombardeo ocurrió en Rafah, donde Israel cree que uno de sus soldados fue secuestrado por Hamas. Militantes palestinos siguieron disparando cohetes hacia Israel.

Derechos de autor de la imagen Reuters

Negociación frustrada

Mark Lowen, corresponsal de la BBC en El Cairo, señala que las conversaciones programadas en El Cairo se habían anunciado como la mejor oportunidad hasta ahora para sentar a ambos bandos en la mesa y lograr una solución sostenible. Pero Israel no enviará una delegación a Egipto.

Incluso sin la presencia de Israel, dice Lowen, las conversaciones serán complicadas por una serie de simpatías en conflicto y tensiones regionales.

Desde el derrocamiento de Mohamed Morsi y la proscripción de los Hermanos Musulmanes el año pasado, el gobierno de Abdul Fattah al Sisi considera a Hamas, una ramificación de la Hermandad, como una organización terrorista.

Turquía y Qatar, los dos negociadores regionales, no tienen ahora buenas relaciones con Egipto, porque apoyan a los Hermanos Musulmanes.

Y por supuesto, agrega nuestro corresponsal, Estados Unidos se niega a hablar directamente con Hamas. En medio de esta compleja atmósfera llena de animosidad, no sorprende que haya poco optimismo sobre una conclusión diplomática a esta crisis.

Lea también: cómo viven los palestinos en Gaza bajo el gobierno de Hamas

Contenido relacionado