El Salvador: libertad condicional para sacerdote acusado de apoyar a pandillas

Pandillero salvadoreño. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La Fiscalía también acusa al "padre Toño" de vínculos directos con el cabecilla de la pandilla Mara 18.

Un juzgado de San Salvador dictó este lunes libertad condicional para el sacerdote español Antonio Rodríguez, a quien la Fiscalía de El Salvador acusa de colaborar con pandillas, cargos que el religioso rechaza.

El Tribunal Especializado de Instrucción A de San Salvador dictó medidas cautelares a favor de Rodríguez al término de una prolongada audiencia que comenzó el domingo.

"He quedado en libertad asistida y vamos a continuar el proceso", confirmó el cura al salir de la audiencia, y reiteró su inocencia frente a las acusaciones de la Fiscalía General de la República (FGR).

El abogado del cura, Nelson Flores, explicó que la etapa de instrucción continúa y que las medidas cautelares para Rodríguez consisten en no salir de El Salvador, no reunirse con pandillas, no tomar bebidas alcohólicas y presentarse ante el tribunal una vez al mes.

Sin embargo, el cura sigue detenido en una dependencia policial en espera de otra audiencia. Porque, además de los delitos de introducción de objetos ilícitos en centros penales, tráfico de influencias y asociaciones ilícitas, la Fiscalía también lo acusa de vínculos directos con el cabecilla de la pandilla Mara 18, Carlos Mojica.

Según las autoridades, el pandillero conocido como "El Viejo Lin" ordena delitos desde la cárcel.

Desde el domingo docenas de personas se han manifestado en el pueblo natal de Rodríguez, en Daimiel (España), para pedir justicia para el "padre Toño".

Contenido relacionado