Cierre de operadora turística deja a unos 27.000 rusos varados en el extranjero

Playa Derechos de autor de la imagen AFP

Unos 27.000 turistas rusos se encuentran varados en varios países del extranjero, luego de que la operadora turística rusa Labirint suspendiera sus operaciones el sábado pasado y se quedaran sin boleto de vuelta.

Un comunicado de la compañía culpó al deterioro de la tasa de cambio del rublo y a la "situación política y económica negativa" por la medida.

Existen indicios de que las sanciones de la Unión Europea y Estados Unidos a Rusia -como consecuencia de la crisis en Ucrania- están perjudicando la economía y la inversión occidental en Rusia.

La agencia de asistencia a turistas rusos, Turpomoshch, informó que ahora está tratando de reservar vuelos de regreso en países como Bulgaria, Egipto y Túnez.