Obama llama a la calma tras la muerte del joven negro Michael Brown

Lesley McSpadden Derechos de autor de la imagen AP

El presidente estadounidense, Barack Obama, hizo un llamado a la calma en la comunidad de Ferguson -un suburbio de St Louis, Missouri- donde el joven negro Michael Brown murió a manos de la policía el sábado pasado.

Su muerte ha generado una nueva tensión racial en el país, y específicamente en Ferguson, donde se han registrado violentas protestas y saqueos desde el fin de semana.

Obama dijo que el fallecimiento de Brown era "desgarrador" y añadió: "Recuerden a este joven a través de la reflexión y la comprensión".

El activista de derechos civiles, reverendo Al Sharpton, también pidió que las protestas que se realicen sean pacíficas.

"Ejercer la violencia en nombre de Michael sería traicionar su memoria", dijo el reverendo, quien también añadió que nadie tenía derecho a usar su nombre "y arrastrarlo por el fango".

Sharpton también criticó a las autoridades locales por no ser transparentes y afirmó que los residentes exigirán una investigación objetiva de lo ocurrido.

Según la versión oficial, Brown recibió varios tiros tras forcejear con un oficial dentro de una patrulla policial. Testigos, sin embargo, aseguran que Brown iba desarmado y que se encontraba con los brazos arriba cuando le dispararon. La investigación ahora está a cargo del FBI.

Lea también: La muerte del joven negro Michael Brown genera nueva tensión racial

Contenido relacionado