EE.UU.: Justin Bieber se declara culpable por caso de conducción temeraria

Justin Bieber. el día de su arresto Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Bieber fue detenido por unas horas el pasado 23 de enero.

El cantante canadiense Justin Bieber alcanzó un acuerdo judicial y se declaró culpable de conducción temeraria en Miami, Estados Unidos, pero no fue imputado por conducción bajo los efectos de sustancias tóxicas.

Se cierra así el caso en Florida contra el ídolo adolescente, quien fue arrestado en Miami el pasado 23 de enero por circular a gran velocidad en un Lamborghini amarillo. En el momento de la detención, Bieber admitió haber consumido sustancias tóxicas.

Sin embargo, como parte del acuerdo, la Fiscalía del Estado retiró los cargos por conducción bajo los efectos de sustancias tóxicas, mientras que los abogados de Bieber -equipo formado por Roy Black, Howard Srebnick y Mark A.J. Shapiro- aceptaron la culpabilidad por conducción temeraria y resistencia, sin violencia, a la autoridad.

El también cantante Khalil Amir Sharieff fue detenido en el mismo incidente.

Bieber no tuvo que asistir al juicio por tratarse de un delito menor, como le explicó a BBC Mundo el portavoz de la Fiscalía del estado, Ed Griffith.

El cantante deberá asistir a un curso privado de 12 horas para el control de la ira y asumirá los costos del juicio más una multa de US$500.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El juez William Altfield fue el encargado del caso.

Asimismo, Bieber tendrá que ver videos online en los que se muestren accidentes ocurridos por casos de abuso de sustancias y aceptó hacer un donativo de US$50.000 con fines humanitarios.

Detalles del fallo

En un comunicado enviado a BBC Mundo, la Fiscal del Estado del circuito 11 de Florida, Katherine Fernández Rundle, explicó que los puntos fuertes y las debilidades del caso motivaron que todas las partes alcanzaran esta "apropiada resolución".

La fiscal precisó que el objetivo de los agentes del Departamento de Policía de Miami Beach, al parar a Bieber y Sharieff, fue poner fin a una conducta temeraria antes de que ocurriera una tragedia.

"La intervención y la parte de asesoría del acuerdo deben ofrecer un camino hacia la responsabilidad adulta", concluyó.

En el acuerdo alcanzado por las partes, el propio Bieber ratifica que cambió su declaración de "no culpable" a "culpable" de forma voluntaria y consciente, "porque soy culpable de resistirme al arresto sin violencia y de conducción temeraria y considero que hacerlo así es lo mejor para mis intereses".

En la resolución, a la que tuvo acceso BBC Mundo, se establece que Bieber tendrá que "completar el programa Youimpact (de impacto sobre las víctimas), pagar una multa de US$500, asistir a 12 horas de clases para el control de la ira, y pagar todos los costos asociados con este proceso".

Contenido relacionado