Obama expresa su preocupación por la violencia en Misuri

Obama Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Obama se pronunció sobre Irak y la situación en Misuri desde Edgartown, Massachusetts.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expresó este jueves su preocupación por el "giro violento" que han tomado las protestas en el estado de Misuri, donde la policía y los manifestantes han chocado por la muerte de un joven negro no armado a manos de la policía el sábado.

En declaraciones desde Edgartown, Massachusetts, Obama explicó que es necesario dar un paso hacia atrás para evaluar la situación, y dijo que les pidió al FBI y al departamento de Justicia que investiguen de manera independiente la muerte del joven Michael Brown, de 18 años, en la localidad de Ferguson.

Obama aseguró que habló con el gobernador de Misuri, Jay Nixon, y le subrayó que este es el momento para reflexionar sobre lo que pasó y encontrar una manera de avanzar.

La delicada situación en Ferguson ha revelado las profundas tensiones raciales que hay en una comunidad en la que dos tercios de la población es negra, pero sólo 3 de los 53 policías son de esa raza.

Según explica el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow, la muerte de Brown también ha recordado el caso del adolescente Trayvon Martin, quien murió en Florida hace dos años a manos del vigilante voluntario George Zimmermann.

A raíz de ese caso, el presidente Obama pronunció uno de sus discursos más emotivos y personales, al decir que Trayvon Martin bien habría podido ser su hijo o incluso él mismo hace tres décadas.

Lea también: La muerte del joven negro Michael Brown genera nueva tensión racial

La situación en Irak

El presidente Obama también se refirió en sus declaraciones a la situación en Irak, donde su país lleva casi una semana realizando ataques áereos para defender personal estadounidense en el norte del país, así como ayudar a miles de yazidíes que debieron dejar sus casas y refugiarse en una montaña ante la avanzada del grupo militante Estado Islámico (EI).

El mandatario dijo que la evacuación de los yazidíes está mejorando, se puso fin al sitio de EI en el monte Sinjar y no espera que se requieran operaciones humanitarias adicionales en la zona.

El miércoles, tras enviar a un equipo de fuerzas especiales para evaluar la situación de los yazidíes, el gobierno dijo que había encontrado menos desplazados de los que esperaba y en mejores condiciones.

Sin embargo, Obama también aseguró que la situación sigue delicada en Irak y continuarán los ataques aéreos limitados para proteger al personal estadounidense.

El presidente agregó que aumentó la asistencia militar a las fuerzas iraquíes y kurdas que están combatiendo a EI en el terreno.

Contenido relacionado