Irak: Nouri al Maliki acuerda dejar el cargo de primer ministro

  • 14 agosto 2014
Nouri al Maliki Image copyright Reuters
Image caption Maliki quería permanecer un tercer período como primer ministro.

El primer ministro de Irak, Nouri al Maliki, acordó retirarse de su cargo y apoyar a su reemplazo, Haider al Abadi, designado esta semana por el presidente del país.

Maliki hizo pública su decisión este jueves en una declaración televisada en la que apareció junto al que será su sucesor.

Con el anuncio, Maliki pone fin al estancamiento político en que ha estado sumido el país desde que el presidente había encargado a Al Abadi formar gobierno.

Maliki había estado tratando durante semanas de pemanecer por un tercer periodo como jefe del gobierno al considerar que tenía la legitimidad de ser el líder del mayor bloque en el parlamento.

Sus opositores lo acusaron de haber monopolizado el poder y de perseguir una tenaz agenda prochiita que, dicen, ha aislado a la minoría sunita.

Lea también: ¿Tiene Obama una estrategia de largo plazo para Irak?

Al Abadi

Image copyright AFP
Image caption Al Abadi pasó años exiliado en Reino Unido.

El nuevo primer ministro contaba desde su designación con el apoyo expreso del gobierno de EE.UU. También un alto funcionario del gobierno iraní le había transmitido su felicitación, un gesto que fue interpretado como la retirada del apoyo a Maliki, hasta entonces considerado un protegido de Teherán.

El nuevo primer ministro nació en la capital iraquí en 1952. Estudió ingeniería eléctrica en la Universidad de Bagdad y completó un doctorado en la Universidad de Manchester (Reino Unido).

Durante los años 80 y 90 permaneció exiliado por su militancia en el partido Dawa Islámica, organización chiíta de oposición a Sadam Hussein.

De regreso al país en 2003, fue nombrado ministro de Comunicación y ha sido diputado desde 2006. En el parlamento ha encabezado numerosas comisiones, entre ellas las de finanzas y economía.

Considerado moderado pero firme por analistas, parece una figura que genera menos división que Maliki.

Una de las tareas más urgentes que enfrentará una vez forme gobierno será la crisis el norte del país, región sumida en el caos con el acelerado avance de los militantes yihadistas de Estado Islámico. La situación provocó un estimado de 1,2 millones de desplazados.

Lea también: Seis mapas para entender el conflicto de Irak

Contenido relacionado