Más funcionarios de EE.UU. reciben con beneplácito la dimisión de al Maliki

  • 15 agosto 2014
Susan Rice Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Rice confía que la dimisión de al Maliki funcione como un factor unificador.

La consejera de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Susan Rice, manifestó su esperanza de que la renuncia del primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, contribuya a que los iraquíes se unan en contra de los militantes extremistas del Estado Islámico (EI).

Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, llamó al sucesor de al Maliki, Haider al Abadi, a que forme un gobierno inclusivo.

Al Maliki, quien renunció el jueves a un tercer mandato al frente de Irak, había sido acusado por sus opositores de favorecer durante sus mandatos a la población chiita del país, en detrimento de sunitas y kurdos.

La figura de Al Abadi, considerado un moderado por analistas de la realidad iraquí, parece generar menos división que su antecesor.

Contenido relacionado