Ucrania denuncia intervención militar rusa "a gran escala"

  • 1 septiembre 2014
Soldado ucraniano en Mariupol. Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Soldado ucraniano en Mariupol.

El ministro de Defensa de Ucrania advirtió este lunes que Rusia ha iniciado una "intervención militar a gran escala".

Valeriy Heletey dijo que las fuerzas rusas están detrás de las últimas ofensivas de los rebeldes separatistas en Lugansk y Donetsk.

Con ello hizo referencia, sobre todo, a la toma del aeropuerto de Lugansk, en el este del país.

Según el Kiev, en la acción participó "una columna de tanques rusos", lo que obligó a las tropas ucranianas a retirarse del lugar.

En relación a esto, Heletey publicó en su perfil de la red social Facebook que los rebeldes fueron derrotados, ante lo cual Moscú "se vió obligado a comenzar una invasión a gran escala" en la región, con fuerzas regulares.

Rusia, por su parte, rechaza las acusaciones, negando haber enviado tropas a Ucrania, reiterando lo que ha venido diciendo hasta ahora sobre su papel en la crisis de Ucrania.

El canciller de Rusia, Sergei Lavrov, dijo este lunes que no habrá una intervención militar rusa en el este de Ucrania.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Residentes protestan contra rebeldes prorrusos en Mariupol.

"No habrá intervención militar (en Ucrania). Nosotros nos pronunciamos por una solución exclusivamente pacífica a esta gravísima crisis, a esta tragedia", aseguró.

"Cientos de miles de muertes"

Sin embargo, el ministro aseguró que se avecina "una gran guerra".

En esa línea, expresó: "Una gran guerra ha llegado hasta nuestra puerta, del tipo que Europa no ha visto desde la Segunda Guerra Mundial".

Y advirtió que "desafotunadamente, las pérdidas se contarán no por cientos y miles, sino por decenas de miles".

Mientras, en Minsk, la capital de Bielorrusia, funcionarios de Ucrania y Rusia, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), así como los delegados de los rebeldes separatistas están debatiendo sobre la crisis.

La primera ronda de conversaciones terminó este lunes sin ningún acuerdo.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Avión militar ucraniano en Donesk.

Desde que comenzara la crisis en marzo, con la anexión a Rusia de Crimea, unas 2.600 personas han muerto en el este de Ucrania.

Según datos del gobierno, además, 700 soldados ucranianos han sido tomados prisioneros desde que comenzara la ofensiva de los rebeldes separatistas.

La semana pasada los separatistas avanzaron hacia el estratégico puerto de Mariupo, lo que hizo temer que Rusia busque crear un corredor terrestre que la conecte con Crimea, la antigua península ucraniana anexada por Rusia en marzo pasado, e incluso más allá, hasta apoderarse de otros territorios de mayoría prorrusa en Ucrania.

Contenido relacionado