Las lagartijas de la prueba sexual rusa vuelven muertas del espacio

Lagartija Derechos de autor de la imagen Thinkstock

Las cinco lagartijas enviadas al espacio en un satélite ruso como parte de un experimento sexual han muerto, según confirmó Roscosmos, el organismo espacial de Rusia.

Roscosmos explicó en un comunicado que la sonda Foton-M4 regresó a la Tierra este lunes.

Tal como reportan agencias de noticias rusas, los expertos dicen que los reptiles pudieron haber muerto congelados al fallar el sistema de calefacción.

Habían sido enviados al espacio como parte de un estudio sobre el efecto de la ingravidez en la vida sexual y el desarrollo de los animales.

"Podemos decir con seguridad que murieron al menos una semana antes del aterrizaje porque sus cuerpos estaban en parte momificados", le dijo un funcionario del Instituto de Problemas Médicos y Biológicos de Rusia a la agencia de noticias Itar-Tass.

Sobrevivientes

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Los reptiles habían sido enviados al espacio para estudiar cómo se reproducen sin gravedad.

Aunque los científicos no ha definido aún la causa de la muerte de las lagartijas, Interfax, otra agencia de noticias, cita a un experto que trabaja en la misión y sugiere que la información preliminar indica que los animales pueden haber muerto después de un fallo del sistema de calefacción del satélite.

En cambio, las moscas de la fruta que también viajaban en la nave espacial sí sobrevivieron y se reprodujeron, afirma Roscosmos en su comunicado.

El satélite de seis toneladas fue lanzado el 19 de julio y estaba destinado a pasar dos meses en el espacio realizando experimentos. Sin embargo, regresó después de 44 días en órbita

Poco después de su lanzamiento, Roscosmos perdió el contacto con la nave, pero lo recuperó casi inmediatamente.

Síguenos en Twitter @bbc_ciencia

Contenido relacionado