Malala Yousafzai y Kailash Satyarthi ganan el Premio Nobel de la Paz 2014

  • 10 octubre 2014
Kailash Satyarthi y Malala Yousafzai Image copyright AFP
Image caption Kailash Satyarthi y Malala Yousafzai fueron premiados "por su lucha contra la represión de los niños y jóvenes y por el derecho de todos los niños a una educación".

La joven paquistaní Malala Yousafzai y el indio Kailash Satyarthi ganaron este viernes el Premio Nobel de la Paz 2014, anunció en Oslo el Comité Noruego del Nobel.

El jurado los premió "por su lucha contra la represión de los niños y jóvenes y por el derecho de todos los niños a una educación".

"Los niños deben ir a la escuela y no ser explotados financieramente", señaló el presidente del Comité Noruego del Nobel, Thorbjoern Jagland.

Yousafzai, de 17 años, fue seleccionada por su campaña a favor de la educación de las niñas.

La paquistaní es la más joven en ganar el Nobel de la Paz.

Su campaña cobró aún más notoriedad luego de recibir en octubre de 2012 un disparo en la cabeza de parte del Talibán por su activismo.

Tras el ataque fue trasladada a Reino Unido donde fue sometida a varias operaciones.

"A pesar de su juventud, ya ha luchado durante varios años por el derecho de las niñas a la educación y ha mostrado con su ejemplo que niños y jóvenes también pueden contribuir a mejorar su propia situación", indicó el comité.

"Ella lo hizo en las más peligrosas circunstancias. A través de su lucha heroica se ha convertido en una portavoz líder en favor del derecho de las niñas a la educación", agregó el jurado.

Lea también: La increíble historia de Malala, la niña que el Talibán no quería que estudiara

Contra la explotación infantil

Satyarthi, de 60 años, fue reconocido por su lucha a favor de los derechos de los niños trabajadores.

Image copyright AFP
Image caption El indio Kailash Satyarthi fue reconocido por su lucha a favor de los derechos de los niños trabajadores.

El presidente de la organización no gubernamental Marcha Global contra el Trabajo Infantil ha mantenido la "tradición de Mahatma Gandhi" y dirigió diversas formas de protestas pacíficas "centrándose en la seria explotación de los niños para fines de lucro", dijo el comité que destacó su "gran valentía personal".

"Ha contribuido además al desarrollo de importantes convenciones internacionales de los derechos de los niños", añadió.

El comité destacó que alrededor de 168 millones de niños trabajan en el mundo, 78 millones menos que en el 2000.

Al premiar a un hindú y a una musulmana, a un indio y a una paquistaní, el Comité hizo hincapié en destacar la apuesta por una "lucha conjunta en favor de la educación y en contra de los extremismos".

Los ganadores reciben una recompensa de 8 millones de coronas suecas (US$1,1 millones).

La propia Malala, el papa Francisco, el médico congoleño Denis Mukwege, el exanalista de la CIA Edward Snowden y el periódicto ruso crítico del Krelim Novaya Gazeta estaban entre los favoritos según las casas de apuestas.

En esta edición hubo una cifra récord de nominados, 278, 47 de ellos organizaciones.

El año pasado el galardón recayó en la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), reconocida por sus esfuerzos para eliminar esos arsenales.

Contenido relacionado