El FBI acusa al gobierno de Corea del Norte del hackeo a Sony Pictures

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El hackeo llevó a Sony a suspender el estreno de "The Interview".

El Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) anunció que tiene "suficiente información" como para concluir que el gobierno de Corea del Norte es el responsable del hackeo que sufrió hace tres semanas el estudio de cine Sony Pictures.

El FBI explicó en un comunicado que el software malicioso utilizado en la red informática de Sony Pictures para robar información es similar al utilizado previamente por hackers vinculados con Corea del Norte.

"Como resultado de nuestra investigación y en estrecha colaboración con otros departamentos y agencias del gobierno de EE.UU., el FBI tiene ahora suficiente información para concluir que el gobierno de Corea del Norte es responsable de estas acciones", afirmó la agencia en un comunicado divulgado desde Washington.

La agencia también pudo constatar una "importante coincidencia" de la infraestructura usada en el ciberataque contra Sony con la utilizada por el gobierno de Pyonyang en ocasiones anteriores.

Sin embargo, la misión norcoreana ante Naciones Unidas negó cualquier conexión con el ciberataque. "Nuestro país no tiene ninguna relación con el hacker", señaló el consejero Kim Song a la agencia de noticias AFP.

Guardianes de la Paz

Según recuerda desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, piratas informáticos que se identificaron como GOP (Guardians of Peace - Guardianes de la Paz), han estado filtrando en las últimas semanas enormes cantidades de información sensible robada a Sony Pictures.

Esta incluía miles de correos electrónicos de los principales ejecutivos del estudio, así como detalles personales de los empleados de la compañía, como sus números de seguro social o sus expedientes médicos.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El gobierno de Pyongyang calificó "The Interview" de "acto de guerra".

El ataque obligó a Sony Pictures a suspender el estreno de la película "The Interview", en la que se parodia al líder de la nación asiática Kim Jong-un y que fue el motivo alegado por los piratas informáticos para lanzar el ataque.

El estudio tomó la decisión después de que algunas de las principales cadenas de cines de EE.UU. suspendieron la exhibición del filme, tras las amenazas de ataques vertidas por los hackers de GOP contra las salas que fueran a exhibir la película.

En su última rueda de prensa del año, el presidente Barack Obama dijo que Sony cometió "un error" al no estrenar la película. También aseveró que este tipo de ataques seguirán ocurriendo, pero que el país no puede permitirse comenzar a restringir sus libertades por este tipo de situaciones.

"El FBI confirmó hoy que Corea del Norte está involucrado", dijo Obama, y agregó que su gobierno responderá al ciberataque "de manera proporcional y en el tiempo y la manera en la que decidan".

El mandatario aseguró que el que una película satírica como "The Interview" fuera considerada una amenaza por Pyongyang "dice mucho del tipo de régimen que es Corea del Norte".

En respuesta a las declaraciones de Obama, el presidente de Sony Pictures, Michael Lynton, aseguró que el estudio "no ha cedido" ante los hackers, sino que la decisión de las salas de cine de no exhibir la película no les dejó otra opción que cancelar su estreno.

Lynton dijo en una entrevista con la cadena CNN que se están explorando otros canales para estrenar el filme.

Preocupación

El FBI se mostró este viernes "muy preocupado por la naturaleza destructiva de este ataque a una entidad del sector privado y los ciudadanos que trabajan allí".

Además, señaló que el ataque de Corea del Norte contra Sony "reafirma que las amenazas cibernéticas representan uno de los más graves peligros para la seguridad nacional de EE.UU.".

"Las acciones de Corea del Norte tenían la intención de infligir un daño importante en una empresa de EE.UU. y suprimir el derecho de los ciudadanos americanos a expresarse", aseguró el FBI.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption "The Inteview" gira entorno a un plan para que dos periodistas estadounidenses -a los que dan vida James Franco y Seth Rogen- asesinen a Kim Jong-un.

"Estos actos de intimidación quedan fuera de los límites de la conducta aceptable de un estado", añadió la agencia estadounidense.

El FBI concluyó su comunicado asegurando que trabajará junto a múltiples agencias y departamentos para "identificar, perseguir e imponer costos y consecuencias contra individuos, grupos o estados que utilicen la informática para amenazar a EE.UU. o a sus intereses".

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow, explica que el ciberataque ha preocupado a la Casa Blanca, que lo describió como un tema de seguridad nacional serio.

Y este viernes, el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, dijo que el ciberataque contra Sony "no sólo fue un ataque contra una compañía y sus empleados", sino también "un ataque contra nuestra libertad de expresión y nuestra forma de vida".

Lea también: ¿Por qué el argumento de "The Interview" desató la ira de Corea del Norte?

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La información filtrada incluye miles de correos electrónicos de los principales ejecutivos del estudio.

Consternación en Hollywood

El ataque a Sony Pictures y las filtraciones que se han producido en los últimos días ha causado estupefacción en Hollywood.

Tras la cancelación del estreno de "The Interview", son muchos los que se preguntan en qué posición queda la libertad de expresión en la meca del cine, si piratas informáticos son capaces de evitar que una película, por muy polémica que sea, llegue a los cines.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Clooney criticó la falta de apoyo a Sony entre personajes de alto perfil de Hollywood.

"The Inteview" gira entorno a un plan para que dos periodistas estadounidenses -a los que dan vida James Franco y Seth Rogen- asesinen a Kim Jong-un.

Diversos sectores de la industria cinematográfica criticaron la decisión de Sony de optar por retirar la película.

Pero algunos actores, como George Clooney, salieron en defensa de Sony Pictures, criticando la falta de respaldo por parte de otros grandes estudios de Hollywood.

En una entrevista con la página Deadline, Clooney incluso explicó que redactó un documento para que fuera respaldado por personajes de alto perfil de la industria cinematográfica estadounidense apoyando a Sony y nadie quiso firmarlo.

Clooney se refirió a la falta de olfato de los medios que se concentraron más en los correos de ejecutivos de la empresa filtrados, en vez de investigar quiénes estaban detrás de este ciberataque.

"La gente del FBI dijo que esto podría haberle pasado a nuestro gobierno. Eso te dice lo bueno que son estos tipos (hackers). Es un momento serio que debe ser afrontado seriamente y no de manera frívola. Eso es lo más importante aquí".

Para el actor estadounidense, "The Interview" debería ser lanzada en internet.

Lea también: 7 secretos que reveló el hackeo a Sony

La película protagonizada por Seth Rogen y James Franco no ha sido la única damnificada por el ataque a Sony.

El estudio New Regency anunció que cancelaba un proyecto de un thriller que debía protagonizar Steve Carell y cuyo argumento sucedía en Corea del Norte.

Contenido relacionado