Marina de Nueva Zelanda enfrenta a pescadores furtivos en océano Antártico

Derechos de autor de la imagen NZ DEFENCE
Image caption Durante la noche las autoridades de Guinea dieron permiso a la marina neozelandesa para abordar los barcos, pero los miembros de la tripulación de estos no lo permitieron.

Soldados de la marina de Nueva Zelanda intentaron este miércoles abordar dos barcos sospechosos de dedicarse a la pesca furtiva de la merluza negra en el océano Antártico.

Los militares neozelandeses habían monitoreado y perseguido los buques, que lucen bandera de Guinea Ecuatorial, según informó el ministro de Exteriores, Murray McCully.

Durante la noche las autoridades de Guinea dieron permiso a la marina neozelandesa para abordar los barcos.

Pero los miembros de la tripulación de estos no lo permitieron.

"Debido a las condiciones y las tácticas evasivas no fue posible abordar los navíos", dijo McCully.

También se vio un tercer barco con bandera de Guinea Ecuatorial en la zona.

"Evidencias sólidas"

A pesar de la bandera, el ministro de Exteriores indicó que hay razones para pensar que podrían estar relacionados con un sindicato español.

Nueva Zelanda está ahora trabajando con la Interpol para evitar que los barcos descarguen en puertos cercanos.

Así lo reportó el medio local Zealand Herald.

McCully dijo que Nueva Zelanda tiene sólidas evidencias de que los barcos estaban pescando merluza negra, también conocida como lubina chilena, de forma ilegal.

"Lo que de momento tenemos es una significante evidencia fotográfica de lo que estos tipos han estado haciendo", explicó.

"Esta es una cínica actividad criminal internacional y tenemos que acabar con ella".

La pesca del océano Antártico o Austral está muy regulada y no la pueden llevar a cabo los países que no pertenezcan al cuerpo de conservación multinacional.