Cómo soñar despierto es crucial para la creatividad

Hombres sentados concentrados en ver sus teléfonos Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Tanto mirar el teléfono podría estar causándonos un daño de largo plazo.

Las autoridades estadounidenses prohibieron el mes pasado a los pasajeros de algunos países de África del Norte y Medio Oriente llevar consigo en la cabina aparatos electrónicos más grandes que un teléfono inteligente.

Y la línea aérea Royal Jordanian respondió al anuncio de la medida de forma pícara, ofreciendo a los viajeros "12 cosas que hacer durante un vuelo de 12 horas, sin tabletas ni laptop".

La número 11 fue "analizar el significado de la vida".

No hay nada intrínsecamente gracioso en esa sugerencia. Es divertida porque pensar en dedicarse a una tranquila contemplación en un largo viaje, en vez de estar entretenido por medio de una pantalla es, en el mundo de hoy, ridículo.

Los seres humanos hemos soñando despiertos durante miles de años y, sin embargo, en la actualidad los momentos libres que tenemos los llenamos con el uso de nuestros teléfonos inteligentes y otros dispositivos.

Ya sea revisando las redes sociales, escuchando podcasts o respondiendo correos electrónicos, estamos dejando poco tiempo para permitir que nuestras mentes divaguen.

Puede que eso parezca un cambio pequeño, pero su efecto en el funcionamiento de nuestras mentes y sobre nuestra creatividad colectiva podría ser de largo alcance.

De hecho, podría estar entorpeciendo nuestra habilidad de crear ideas originales e innovadoras.

Momentos de inspiración

En 2012, un grupo de investigadores descubrió que permitir que tu mente divague puede llevarte a solucionar de manera más creativa los problemas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En vez de aprovechar esos momentos de ocio para, simplemente, soñar despiertos, nos dejamos consumir por teléfonos y tabletas.

Y los vínculos anecdóticos entre el soñar despierto y la creatividad abundan.

Desde Einstein, pasando por químicos ganadores del Premio Nobel hasta el inventor de los papelitos autoadhesivos Post-it, muchos de los grandes pensadores del mundo han apoyado los beneficios de darle a tu mente un descanso.

Y quizás tú también has notado que las mejores ideas se te ocurren en la ducha o cuando te despejas durante una caminata.

Cuando tu mente puede deambular, tiene acceso a recuerdos, emociones e informaciones aleatorias de conocimientos almacenados, dice la estadounidense Amy Fries, autora de un libro sobre las ventajas de soñar despierto, Daydreams at Work: Wake Up Your Creative Powers.

Soñar despierto es la forma como accedemos al panorama general de nuestro estado mental"

Amy Fries, autora de un libro sobre las ventajas de soñar despierto

"Soñar despierto es la forma como accedemos al panorama general de nuestro estado mental", dice Fries. "Cuando estás en un estado de ensueño, puedes visualizar o estimular tu propia versión de los eventos".

Esa visualización puede ayudarnos a tener una nueva perspectiva sobre un problema o unir dos pensamientos inconexos para llegar a una idea original.

"Mis momentos más creativos llegan cuando mi cerebro puede descansar", dice Megan King, una diseñadora gráfica para la firma canadiense de arquitectura e ingeniería Exp Global Inc.

Como diseñadora, se espera de King que muestre ideas nuevas y atractivas todo el tiempo.

"A veces paso todo el día trabajando en un proyecto y siento que no he creado nada con lo que estoy verdaderamente contenta", señala.

"Luego duermo bien toda la noche y, al día siguiente, haré algo en 15 minutos que es más innovador".

Sin embargo, "soy adicta a mi teléfono inteligente", agrega.

No es la única. Según Nielsen, los estadounidenses pasan 10,5 horas al día consumiendo productos de los medios de comunicación, mientras que los residentes en Reino Unido no están lejos, con casi 10 horas al día, según la empresa de investigación de mercados eMarketer.

Ese prolongado tiempo frente a la pantalla ha hecho que algunos nos sintamos incómodos solos con nuestros propios pensamientos.

Así, por ejemplo, unos científicos condujeron un estudio en el que le dieron a los participantes la opción de estar sentados solos, sin distracciones, por un período de 6-15 minutos o soportar una leve descarga eléctrica. Muchos escogieron la segunda opción.

Estados diferentes

Cuando tienes los ojos puestos sobre tu teléfono, tu mente está en un estado muy distinto a cuando está soñando despierto.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Darle un espacio a tu mente ayudará a que haga conexiones y encuentre soluciones a tus problemas.

A lo largo de años de estudios, los investigadores encontraron que nuestro cerebro tiene dos sistemas de atención separados, uno externo y el otro interno, dice Daniel Willingham, profesor de psicología de la Universidad de Virginia, EE.UU.

El interno, que se activa cuando estamos soñando despiertos, se denomina red predeterminada.

"La red predeterminada es especialmente activa cuando piensas sobre ti mismo, sobre el pasado, sobre el futuro", dice Willingham.

"No puedes tener realmente ambos (sistemas de atención) activos al mismo tiempo, pero de alguna manera están vinculados".

Si los dos sistemas no pueden estar activos al mismo tiempo y estamos pasando 10 horas en uno solo, se impone interrogarse qué le está haciendo eso a nuestros cerebros y a nuestra capacidad de tener ideas creativas.

"En muchos casos se trata de una cantidad enorme de tiempo", señala Willingham, "especialmente para los adolescentes".

"Desde un punto de vista psicológico, estamos más preocupados sobre lo que nos hará a largo plazo", afirma.

Desintoxicación digital

La buena noticia es que algunas personas ya están autorregulándose.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Hacer ejercicio, o simplemente caminar, puede ser rejuvenecedor para el cerebro.

King , por ejemplo, recientemente se salió de Facebook, después de darse cuenta que estaba pasando demasiado tiempo en la red social.

"He estado más consciente sobre mi uso excesivo", dice. "He intentado reducirlo, pero es difícil".

Willingham, quien solía escuchar podcasts o audiolibros cuando caminaba para hacer ejercicio, comenzó a dejar sus dispositivos en casa y se siente mucho más contento con el silencio.

Y de forma intencional Fries limita su tiempo en el teléfono y la televisión y, si pudiera, iría más lejos aún. "De hecho, tengo fantasías sobre desconectarme durante aproximadamente un año", dice.

Más allá de eso, Fries recomienda comenzar a ser consciente de uno mismo.

Cuando estés mirando tu teléfono, date cuenta cómo te hace sentir. Si tu creatividad se ha agotado, sal a caminar o haz alguna actividad que no requiere una atención especial.

Y, lo que es más importante, date tiempo y permítete a ti mismo soñar despierto, algo que, especialmente en nuestra cultura de incesante trajinar, es algo más fácil de decir que hacer.

"Creo que es algo que pueden apropiarse los individuos", señala Fries. "Aceptar tu propio estado mental de ensueño es algo casi revolucionario".

Las compañías se beneficiarían de dar a sus empleados el espacio para que sus mentes divaguen, asegura, permitiéndoles que se les ocurran mejores e innovadoras ideas.

Aceptar tu propio estado mental de ensueño es algo casi revolucionario"

Amy Fries, autora de un libro sobre las ventajas de soñar despierto

"Te puedo garantizar que todo líder en cualquier área es un gran soñador despierto", afirma Fries.

Además de salirse de Facebook, King intenta no llevar el teléfono o el computador a sus reuniones y eso la ha ayudado a encontrar el camino de ideas mejores y únicas.

También se da el tiempo de hacer ejercicio, dormir bien y tomar pausas al mediodía, como para irse a un parque cercano solo con lápiz y papel.

"Ese es mi ideal definitivo para sacar a relucir mi vena creativa", apunta King.

"Siento que el tiempo se detiene cuando estoy sentada allí".

Lee la historia original en inglés en BBC Capital

Temas relacionados

Contenido relacionado