Por qué a veces no te conviene ser "tú mismo" en el trabajo

Una persona sacándose una máscara de sí misma Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Ser o no ser tú mismo... una pregunta cuya respuesta depende de muchos factores.

"Sé tú mismo", es el consejo de moda como fórmula para desarrollar tu carrera profesional.

Lo escuchas en todas partes, desde por parte de líderes empresariales en salas de juntas, hasta en los discursos del día de graduación en la universidad.

Es tan común, que incluso algunas empresas lo utilizan como herramienta en sus procesos de reclutamiento.

Michael Friedrich, vicepresidente de ScribbleLive, una empresa de software canadiense, es alguien que se esfuerza por cumplir ese consejo con éxito.

Para Friedrich, ser él mismo implica usar pantalones cortos para trabajar, o decirle a clientes potenciales que está durmiendo en el piso de la sala en la casa de un amigo, mientras encuentra un lugar donde vivir.

Hasta ahora, jugar con sus propias reglas le ha dado resultado.

Ha conseguido empleos bien remunerados gracias al dominio de idiomas, y al perfeccionamiento de habilidades para relacionarse con culturas diversas, algo que obtuvo viajando por el mundo, no en la universidad.

Derechos de autor de la imagen ScribbleLive London
Image caption Michael Friedrich se despide de sus colegas antes de empezar una ruta en bicicleta hasta Alemania, de más de 1.200km. Detalles de su vida que acepta e incorpora en su desempeño profesional.

Y a pesar de su comportamiento poco convencional, ganó un importante ascenso en ScribbleLive.

"No me preocupo por la imagen, en el sentido tradicional. Soy como soy", comenta este ejecutivo de 44 años.

"Me acepto como soy, y lo celebro".

Pero ¿ser tú mismo es un buen consejo para todo el mundo? ¿Qué tanto de tu personalidad debes mostrar a tus compañeros de trabajo?

¿Este comportamiento es más adecuado para todos nosotros o solo para algunos?

Límites borrosos

"Ser tú mismo" puede convertirse en algo contraproducente en algunas circunstancias, advierte la profesora Herminia Ibarra, experta en comportamiento organizacional y liderazgo en la Escuela de Negocios de Londres y el Insead, en Francia.

Su investigación sugiere que las personas que han sido ascendidas enfrentan un riesgo real de fracasar en sus nuevos trabajos si tienen una imagen fija de lo que es su personalidad "auténtica".

En vez de adaptar su comportamiento a su nuevo estatus, continúan comportándose exactamente igual a cómo eran antes de ser promovidos.

Derechos de autor de la imagen Benedict Johnson
Image caption ¿Te acaban de ascender? Herminia Ibarra recomienda no comportarte de la misma forma que solías hacerlo.

Según Ibarra, alguien que se considera una persona abierta y sociable puede compartir en exceso sus pensamientos o sentimientos, por lo que pudiera perder credibilidad y objetividad.

"Una simple definición de 'auténtico' es ser honesto con uno mismo, pero eso también puede ser quién soy hoy, cómo he sido siempre o quién seré mañana", explica Ibarra.

Mantenerte atento

Para Ibarra, algunas personas pueden decir que son "auténticas" solo para permanecer en su zona de confort.

Llegado el momento de enfrentar cambios, "muchas veces dicen 'eso no es para mí' y utilizan la idea de mantenerse 'auténticos' para no crecer".

La facilidad con la cual adaptas tu comportamiento para ajustarte a nuevas situaciones depende cuán "camaleónico o "fiel-a-ti-mismo" eres.

Así lo describe Mark Snyder, psicólogo social en la Universidad de Minnesota, quien creo un test de personalidad para medir lo que él llama escala de autovigilancia.

Los camaleones manejan su vida como si fuese una oportunidad para interpretar una serie de roles, escogiendo cuidadosamente sus palabras y acciones para siempre dar la impresión correcta.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los camaleones cambian de color según donde se encuentren... Y quienes se comportan "camelónicamente" en el trabajo tienen mayores oportunidades de avanzar profesionalmente, dicen los expertos.

Por el contrario, los "fieles-a-sí-mismos" utilizan su interacción social con otros para transmitir una versión de ellos sin filtros.

Snyder advierte que el problema con ser "tú mismo", cuando se trata de tu carrera profesional, es que los camaleones tienen cierta ventaja.

Eso se debe, a que en muchos empleos, especialmente aquellos en los puestos gerenciales altos, buscan candidatos con habilidades para adecuar su comportamiento según la situación donde se encuentren.

Cómo ascender

Otras investigaciones sugieren que solo cuando logras progresar en la escalera gerencial es cuando obtienes el permiso, el poder y las oportunidades para ser auténtico.

Toma tiempo para conquistar lo que los sociólogos llaman "méritos por idiosincrasia".

"Las personas con más trayectoria han tratado, experimentado, realizado ensayo y error con diferentes versiones de su propio ser. Y lo que les ha dado resultado, lo conservan para consolidar su propio estilo", puntualiza Ibarra.

"Estas personas le dicen -con muy buena intención- a estudiantes y empleados más jóvenes que sean 'ellos mismos', olvidando que han pasado por un proceso de 30 años para llegar a ese nivel".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Ser "tú mismo" sólo puede ayudarte hasta cierto punto. Pero es importante que puedas respaldar tus rasgos de personalidad con resultados.

Al respecto, Jeremiah Stone, una caza talento de Hudson RPO, en Nueva York, resalta que parte del peligro de aconsejarle a alguien que "seas tú mismo" es que pueden llegar a pensar que eso es todo lo que necesitan hacer.

"No significa que vas a ir a una entrevista de trabajo o a una oficina y te vas a comportar como si estuvieses con tus amigos".

"Quiere decir que interactúes con otros en forma auténtica, que ellos puedan apreciar quién eres, qué cosas son importantes para ti y cuáles son tus valores", comenta Stone.

"No es un mal consejo. Simplemente, no es particularmente muy útil".

Incluso, Friederich no está convencido del "sé tú mismo" como una práctica muy sabia, especialmente para los muy jóvenes.

"Ser uno mismo es un consejo que tiene un paso previo, porque ¿cómo puedes ser tú mismo si todavía no sabes quién eres?".

"Primero conócete a ti mismo y descubre qué cosas te hacen feliz".

Lee la historia original en inglés en BBC Capital

Temas relacionados

Contenido relacionado