Por qué todo lo que creemos de los "millenials" puede estar equivocado

Una joven "millenial" tomándose un selfie Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption No es cierto que sólo están pendientes de tomarse selfies. También quieren casa, trabajo y seguridad.

La percepción común de la generación nacida entre principios de los años 80 y finales de los años 90 es que se aburren con facilidad, anhelan la gratificación instantánea y preferirían saltar de un trabajo a otro antes de pasarse su vida laboral en una sola compañía.

En otras palabras, no son los empleados ideales.

Sin embargo, estudios exhaustivos realizados en Estados Unidos y el Reino Unido muestran que el caso de los "millenials" -como se conoce a la también llamada generación Y- es exactamente lo opuesto.

Al parecer, ellos están tan -y quizás más- comprometidos con sus trabajos como lo estuvieron generaciones anteriores cuando tenían la misma edad.

Y lo que es más: hoy en día a ellos no se los premia por su lealtad.

Más comprometidos

En febrero de este año la fundación Resolution, un think tank británico, informó que entre los 20 y los 30 años de edad, solo uno de cada 25 millenials cambia de trabajo cada año.

El estudio descubrió que aquellos que forman parte de la generación anterior -conocida como X- eran dos veces más propensos a cambiar de trabajo a los 25 años.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Podría decirse que están todos en Snapchat o Instagram... pero probablemente lo que están haciendo es buscar un empleo estable.

Si se ve desde un punto de vista económico, la movilidad laboral es, de hecho, un comportamiento positivo.

El cambio de trabajo suele venir acompañado de un aumento del 15% del salario, oportunidades para aprender y desarrollar habilidades nuevas y determinar qué tipo de empleador les acomoda a uno mejor.

Mientras que para los que se quedan largos períodos de tiempo en una empresa, los aumentos quedan disminuidos a casi nada, según el informe de la fundación.

Se trata de una tendencia evidente no sólo en el Reino Unidos, sino en otras partes.

En abril, el centro Pew Research Center publicó unos resultados similares a partir de datos del Departamento del Trabajo de EE.UU.

El informe determinó que los trabajadores estadounidenses de 18 a 35 años eran tan propensos a quedarse con sus empleadores como sus contrapartes más viejas de la generación X cuando eran jóvenes adultos.

"La evidencia económica es bastante clara", comenta Laura Gardiner, analista de la fundación Resolution y una de las autoras del informe sobre millenials y movilidad laboral en el Reino Unido.

"Los jóvenes siempre han cambiado de trabajo con más frecuencia que los más adultos, pero definitivamente hay el caso de que la tasa de movilidad ha bajado particularmente rápido para los jóvenes".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Esta generación alcanzó la adultez durante la crisis financiera y ha tenido que lidiar con las consecuencias desde entonces.

La experta agrega que el hecho de que la gente joven esté saltando menos de trabajo en trabajo "es un gran determinante de por qué los jóvenes no están ganando más dinero ahora que lo que ganaban las generaciones anteriores cuando tenían la misma edad, hace quince años".

Tiempo de cambios

Ninguno de los informes ofrece una respuesta concreta sobre por qué la movilidad laboral ha disminuido entre los jóvenes.

Richard Fry, uno de los investigadores de Pew, escribió en el blog del sitio de internet de ese centro que puede deberse "a una escasez de oportunidades para obtener un mejor trabajo con un empleador distinto".

Mientras que Gardiner señala que los jóvenes que se hicieron adultos durante la crisis financiera pueden estar menos dispuestos a asumir riesgos.

Según investigadores de la firma de servicios laborales Deloitte, que publica una encuesta anual sobre las actitudes de los millenials, la reciente inestabilidad social y política en el mundo desarrollado ha hecho que el deseo de los jóvenes por tener una seguridad laboral sea mucho más marcada ahora que hace 12 meses.

La encuesta de 2017, en la que se entrevistó a 8.000 millenials de todo el mundo, muestra que en comparación con el año pasado, los jóvenes ahora están menos dispuestos a dejar sus trabajos antes de los dos años y tienen más ganas de permanecer en un mismo puesto por cinco años o más años.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los contratos sin mínimo de horas también han traído incertidumbre a estos jóvenes trabajadores.

"Nuestros datos sugieren que estos tiempos inciertos puede estar generando un deseo de mayor estabilidad entre los millenials", se lee en el informe.

Deseos y estereotipos

Los estereotipos sobre los millenials sugieren que no están interesados en indicadores de éxito pasados de moda.

Pero cuando se trata del deseo fundamental de tener casa, pensión, una carrera decente y familia, "hay una sorprendente poca diferencia entre las generaciones", comenta Gardiner.

Jennifer Deal, científico investigadora del Centro para la Creatividad en San Diego, California, y autora de "Qué quieren los millenials de su trabajo", está de acuerdo con esta premisa.

"No veo que hayan valores distintos entre las generaciones", comenta.

"Puede que tengan distintas formas de expresar sus valores, pero lo que quieren de la vida y el trabajo es bastante parecido".

Con el valor de la vivienda en aumento y las universidades cada vez más caras en muchos países, estos objetivos -de tener casa, empleo y familia- están fuera del alcance de las manos de los millenials.

Posiblemente este es otro factor que contribuye a que echen raíces con un empleador.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Mucho se ha dicho de la libertad de trabajar a destajo desde cafés, pero una encuesta de Deloitte de 2017 mostró que la mayoría preferiría la seguridad de un trabajo de tiempo completo.

Siete de cada diez millenials que viven en economías desarrolladas preferirían -según la encuesta de Deloitte- tener un empleo a tiempo completo que ser trabajadores independientes.

"El mundo ha cambiado", explica Deal.

Pero el lamento de que los jóvenes no se comprometen es un "estereotipo típico de la gente joven".

"Lo vimos en los generación X cuando eran la nueva fuerza de trabajo", dice.

Si hay algo que está deteniendo a los millenials es -según lo que sugiere la evidencia- el ambiente en que se encuentran, y no sus actitudes frente al trabajo.

Lee la historia original en inglés en BBC Capital

Temas relacionados

Contenido relacionado