STS 26: el temible campo secreto en Escocia donde se entrenó la resistencia contra los nazis durante la Segunda Guerra Mundial

Drumintoul Lodge Derechos de autor de la imagen Alamy
Image caption Escondido entre las montañas, Drumintoul Lodge parece un lugar sorprendente para entrenar a espías y miembros de la resistencia.

A primera vista, Drumintoul Lodge parece la casa de campo de una familia acomodada.

Ubicada en las estribaciones de Cairngorms en Escocia, la elegante mansión de piedra y la hacienda -originalmente un pabellón de caza victoriano- pertenecen a la familia del 17mo terrateniente de Rothiemurchus.

Datan de la década de 1940 y fueron construidas en caso de una incursión nazi.

"Esa es la primera estación de guardia allí", dice Johnnie Grant, hacendado y 13er conde de Dysart, mientras rastreamos el callejón de tierra en un Range Rover. "Tenían dos, así que si una era tomada, había otra".

Es difícil imaginar un área que se pueda parecer menos a un objetivo militar que Cairngorms. El mayor parque nacional de Reino Unido es tan aletargado como espectacular.

Con cuatro de las cinco montañas más altas del Reino Unido, bosques densos y condiciones a menudo árticas, es hogar de menos de 20.000 personas; la mayoría de los visitantes vienen por la vida silvestre y el deporte, sobre todo para esquiar.

Pero en la Segunda Guerra Mundial, Drumintoul y otros dos sitios cercanos, Glenmore Lodge y Forest Lodge, jugaron un papel importante en la resistencia contra los nazis.

El Ejecutivo de Operaciones Especiales (SOE) dirigió escuelas de entrenamiento en Reino Unido para los resistentes aliados de todas las nacionalidades.

Derechos de autor de la imagen Museo de la Resistencia de Noruega
Image caption Oficiales alemanes evalúan el estado de una planta eléctrica tras el sabotaje de los noruegos.

La red fue considerada tan temible que los alemanes se refirieron a ella como la "Escuela Internacional de Gángsters".

Pero fue en el campo de entrenamiento noruego en Cairngorms, llamado STS 26, que los agentes secretos de la Compañía Independiente 1 de Noruega fueron entrenados en sabotaje y guerrillas.

Y fue aquí donde planificaron y practicaron lo que a menudo se considera el acto más exitoso de sabotaje de la SOE: la espectacular destrucción, a lo James Bond, de la planta hidroeléctrica considerada necesaria para que la Alemania nazi desarrollara la bomba atómica.

Al igual que los otros campos de entrenamiento, el STS 26 fue mantenido en secreto y a los lugareños no se les permitió poner pie en el sitio.

Los hombres que se entrenaron aquí enfrentaron un riesgo significativo: la Orden de Comando de Hitler de 1942 declaró que cualquier agente aliado sería ejecutado inmediatamente sin juicio.

Aún peor, añade la esposa de Johnnie, Philippa Grant, quien ha hablado con muchos graduados del STS 26, "si los nazis descubrían lo que ellos estaban haciendo, allá en Noruega, no solo sus familiares habrían muerto, sino también todos los habitantes de los poblados".

Empresa valiente

Ahora con 93 años, Erling Lorentzen es uno de los miembros sobrevivientes de la compañía, conocida como Kompani Linge después de su primer líder, el capitán Martin Linge, graduado de STS 26.

Derechos de autor de la imagen Imperial War Museum
Image caption Las condiciones del lugar eran ideales para el entrenamiento este cuerpo de élite.

Tenía 17 años cuando se unió a las fuerzas militares para luchar contra la invasión alemana de Noruega; en 1942, ya como miembro establecido de la resistencia, fue rastreado por la Gestapo y pudo escapar de milagro a Suecia y luego a Escocia, donde pasó casi un año entrenándose.

Cuando Lorentzen regresó a Noruega, trabajó como organizador de la resistencia y como saboteador.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, a los 23 años, se había convertido en el líder militar de una sección de 800 personas.

Al igual que otros miembros de Kompani Linge -que llegó a tener alrededor de 500 hombres al final de la Segunda Guerra Mundial- Lorentzen también se entrenó en otros lugares del Reino Unido.

"En Glenmore, teníamos programas diarios de entrenamiento: tiro con pistolas, rifles y ametralladoras. También 'asesinatos silenciosos' y entrenamiento físico, como correr y hacer gimnasia", dice.

Para otros, como el amigo de Lorentzen, Gunnar Sonsteby, quien se quedó en Drumintoul, su labor se centró en los explosivos.

"Día y noche practicamos colocar cargas en todo tipo de lugares y calcular la cantidad de explosivos que deberíamos necesitar para llevar a cabo varias misiones", escribió Sonsteby en su memoria Report from # 24.

Al regresar a Noruega, pasó a convertirse en uno de los saboteadores más prolíficos del país, volando oficinas que emitían citaciones militares y fábricas de armas y explosivos.

Uno de los beneficios del área alrededor de Drumintoul era que estaba entrecruzada por líneas de ferrocarril ya inservibles, originalmente establecidas para el transporte de madera, las cuales podían ser dinamitadas por los agentes.

Los campamentos también tenían la intención de instruir a algunos agentes sobre cómo entrenar a otros miembros de la resistencia, que al final de la Segunda Guerra Mundial sumaban unos 40,000 en Noruega.

Aunque había escuelas de SOE en todo el Reino Unido, el Cairngorms fue elegido para el entrenamiento de Kompani Linge debido a su geografía.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Hasta no hace mucho era común encontrar restos de bombas Molotov en el Lago Morlich.

El paisaje de Cairngorms es más parecido a Noruega que cualquier otra parte de Reino Unido.

Además de sus montañas escarpadas y su nieve, que a veces puede encontrarse incluso en verano, Cairngorms tiene una extensa meseta altiplano similar al parque nacional Hardangervidda de Noruega.

Eso se convirtió en una característica especialmente útil para una operación en particular: el famoso Asalto Telemark de 1942, también conocido como Operación Gunnerside, en la propia Hardangervidda.

Poderoso levantamiento

Inmortalizada en el libro de Thomas Gallagher, "Asalto a Noruega" (más tarde renombrado The Telemark Raid), y en el filme "Los Héroes de Telemark" (1965), protagonizado por Kirk Douglas, la operación quedó en la historia como la mayor contribución de la SOE a la guerra. También fue el mayor éxito de Kompani Linge.

En 1942, los aliados creían que Alemania estaba cerca de desarrollar la bomba atómica.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Una imagen del Parque Nacional Hardangervidda, escenario de la llamada Batalla del Agua Pesada, de 1942.

En particular, estaban tratando de obtener enormes cantidades de "agua pesada", un líquido que, debido a que retarda los neutrones producidos por la fisión en una pila de uranio, se pensó que era una vía principal para fabricar la bomba.

Sólo había una planta hidroeléctrica en el mundo que podía hacer agua pesada en grandes cantidades. Y esa planta era Vemork, en las afueras de la ciudad de Rjuken, en Noruega.

El objetivo de la operación era eliminar la planta de Vemork, pero los problemas comenzaron pronto.

En octubre de 1942, un grupo élite de cuatro agentes fue lanzado en Noruega. Estaban destinados a ser recibidos por un grupo británico, pero paracaidistas de un segundo grupo se estrellaron lejos de su objetivo y los sobrevivientes fueron fusilados por los alemanes, que, advertidos, desplegaron seguridad adicional alrededor de la planta.

Mientras los cuatro primeros agentes se mantenían en las montañas, al borde de la congelación y la inanición, la SOE entrenó apresuradamente a los miembros de Kompani Linge en Escocia para enviarlos allí.

Derechos de autor de la imagen Museo de la Resistencia de Noruega
Image caption De manera impresionante, los agentes de la Operación Gunnerside salieron de ella en una sola pieza.

Los agentes de Kompani Linge llegaron a finales de febrero de 1943 y registraron la zona con esquís en busca del grupo élite de avanzada. Al encontrarlos, se dirigieron a la planta. Su lado menos vigilado estaba frente a un barranco de 200 metros.

Los comandos bajaron al lugar, vadearon el torrente medio helado y subieron por la escarpada pared de roca hasta la planta, todos cargando armas pesadas y equipamiento.

Entrando y poniendo explosivos sin hacer un solo disparo, fueron capaces de destruir todo el suministro de agua pesada.

Sorprendentemente, los 11 agentes sobrevivieron, cinco de ellos después de cruzar 400 kilómetros (250 millas) en esquís hasta llegar a Suecia.

Fue exactamente el tipo de esfuerzo audaz que demostró lo que la formación en STS 26 podría lograr.

En 1943, los nazis decidieron trasladar la producción de agua pesada de Vemork a Alemania. Los agentes de Kompani Linge se infiltraron en el ferry de pasajeros utilizado para el transporte y colocaron explosivos a bordo.

El SF Hydro se hundió en el lago Tinn no lejos de Rjukan, causando la muerte de ocho soldados alemanes y 10 pasajeros civiles, y el hundimiento del depósito de hidróxido de potasio, necesario para la destilación de agua pesada.

Derechos de autor de la imagen Amanda Ruggeri
Image caption Glenmore Lodge, una de las tres escuelas que componían el sitio STS 26 y que hoy es un hostal.

En preparación para el asalto, los agentes construyeron (y volaron) un modelo del ferry en el pequeño lago de Drumintoul.

Actualmente Drumintoul, adquirido por los Grants en 1960, es una casa familiar, mientras que Glenmore Lodge es un hostal juvenil.

Pocos de los turistas que vienen hoy a Aviemore hoy saben de STS 26 o los hombres audaces que entrenaron allí, aunque muchos vienen a esquiar, una industria que se desarrolló solo después de que los agentes introdujeran su práctica entre los lugareños.

Pero el efecto de estos campos escoceses de entrenamiento todavía reverbera hoy en Noruega.

"Hablo con grupos cada semana. Si son (visitantes) noruegos, siempre han oído hablar de ellos. Básicamente, esta es su Batalla de Reino Unido (en referencia a la famosa frase 'The Battle of Britain' acuñada durante la Segunda Guerra Mundial)", dice Philippa.

"Consideramos a Drumintoul y lo que sucedió allí como historia noruega, no nuestra".

Lee la historia original en inglés en BBC Future

Temas relacionados

Contenido relacionado