El extraordinario caso de la mujer ciega que puede "sentir" las cosas a su alrededor

Una imagen de un rostro de mujer con las manos superpuestas Derechos de autor de la imagen iStock
Image caption Un puñado de personas en el mundo experimentan el curioso fenómeno de la "visión ciega".

Es uno de los fenómenos más curiosos de la neurociencia cognitiva.

Hay algunas personas en el mundo con "visión ciega": son ciegos, pero su cerebro inconsciente es capaz percibir las cosas que hay a su alrededor.

La escocesa Milina Cunning perdió la vista cuando era una veinteañera y más tarde se dio cuenta de que tenía visión ciega.

Los investigadores llevan tiempo investigando su caso.

"Si arrojara una pelota de ping pong a la cabeza de Milina, probablemente ella levantaría su brazo y la apartaría incluso antes de que fuera consciente de lo que ocurre", dice Jody Culham, una científica que ha estudiado el cerebro de Cunning.

Puedo moverme por mi casa sin problemas y organizar las cosas, pero no puedo verlas. Sé que están ahí, mi cerebro me lo dice"

Milina Cunning

Pero, ¿cómo es la vida a través de los ojos de Milina? Así es como ella misma lo describe:

"Cuando entré en el hospital era una persona con visión normal. Me pusieron en coma inducido debido a todos los problemas de salud que tenía. Y estuve en coma durante 52 días".

"Cuando me desperté, lo veía todo completamente negro. No era capaz de ver nada. Me dijeron que mientras estaba en coma había sufrido un derrame cerebral que me dejó ciega".

"Durante los próximos meses, las cosas empezaron a cambiar. A los seis meses, me pareció ver algo de color pero nadie me creía".

"Entonces me puse en contacto con un neurólogo llamado Gordon Duton. Tan pronto como lo vi, él supo que tenía visión ciega".

"Cuando me reuní con Dutton, insistió en hacerme algunas pruebas. Una de ellas consistía en que colocaba sillas en el pasillo del hospital y me pedía que caminara entre ellas. 'Simplemente, camina a tu paso normal', me dijo".

Derechos de autor de la imagen BBC The Digital Human
Image caption Milina Cunning tiene una forma muy especial de "sentir" lo que la rodea, aunque no puede ver.

"Lo hice y me choqué con las sillas. Cuando llegué al otro extremo del pasillo, me dijo: 'Ahora trata de caminar un poco más deprisa entre las sillas'".

"Así que caminé más deprisa y caminé a través de ellas, una a una, y no me golpeé ni una vez. Fue increíble".

"La manera en la que Dutton lo explicó fue la siguiente: 'No lo pienses mucho, tan sólo hazlo. No le des muchas vueltas a la cabeza'. Era mi mente subconsciente diciéndome cómo hacer esa tarea y evitar chocarme con las sillas".

"Puedo moverme por mi casa sin problemas y organizar las cosas, pero no puedo verlas. Sé que están ahí, mi cerebro me lo dice".

"Lo mismo ocurre si mi familia deja cosas tiradas en mitad de la sala. Les digo: 'Tienen que ordenar un poco las cosas, si no me voy a estar tropezando todo el rato".

"Si hay algo, como un bolso o unos zapatos, puedo verlo y pasarlo por alto o recogerlo".

"Pero puedo tratar de mirarte. Sé que estás sentado aquí, cerca de mí… y no puedo verte".

"Es extraño que pueda ver cosas que se supone que no puedo ver porque soy ciega".

Lee la historia original en inglés en BBC Future

Temas relacionados

Contenido relacionado