Qué convierte a estos 5 países en los mejores del mundo para lanzar una start-up

Un paisaje de Alemania Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Alemania es el mejor país para los emprendedores, según "U.S. News & World Report".

En cualquier lugar del mundo, comenzar un negocio requiere determinación y una buena idea comercial, pero algunos países facilitan el despegue de las nuevas empresas.

Recientemente, la publicación U.S. News and World Report clasificó los mejores países para emprendedores en función de una serie de factores como la conexión con el resto del mundo, la disponibilidad de fuerza de trabajo capacitada, una infraestructura sólida, un marco legal bien desarrollado y un fácil acceso al capital.

Para averiguar qué hace a un país un buen lugar para hacer empresa, hablamos con emprendedores en cada uno de aquellos que ocuparon los primeros lugares, para averiguar qué beneficios comerciales les ofrecen esos países y por qué les gusta vivir ahí.

Alemania

La cuarta economía más grande del mundo y la más grande de Europa encabeza el listado.

Se lleva el primer lugar gracias a una mezcla de cultura empresarial transparente, mano de obra altamente educada y políticas amigables para el emprendimiento.

"Alemania tiene altos estándares de cultura empresarial en lo relacionado con ética, leyes y regulaciones", explica Irina Graf, que dirige la compañía de gestión de eventos The MICE blog y que recientemente trasladó su empresa del Reino Unido a Alemania.

El gobierno también facilita comenzar una nueva empresa.

"Fue increíblemente fácil establecer un negocio en Alemania", dice Guy Arthur, quien dirige la escuela de inglés Guy Arthur en Stuttgart. "En ese entonces pagué 20 euros y ¡bam!, tenía un negocio ".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Alemania tiene varios centros de emprendimiento.

A diferencia de otros países donde una sola ciudad es el centro económico, Alemania tiene una serie de grandes centros de negocios, como Berlín, Fráncfort, Múnich y Hamburgo.

Esto es especialmente importante a la hora de probar nuevos productos para un mercado global, según Jens Wohltorf, gerente y cofundador de Blacklane, un servicio de chóferes con sede en Berlín.

"Alemania tiene un mercado lo suficientemente grande como para lanzar una empresa y probar productos. Desde Berlín aprendimos cómo lanzar el servicio en nuevas ciudades, yendo cada vez más lejos para construir relaciones con los conductores asociados y adquirir nuevos clientes", dice Wohltorf.

El inglés se habla ampliamente en Alemania, es el idioma principal de negocios en Blacklane y muchas otras nuevas empresas, lo que facilita la creación de una compañía multinacional y la atracción de talentos diversos.

Aun así, Alemania tiene algunos desafíos para los nuevos dueños de negocios, particularmente su complejo código tributario, que casi siempre requiere contratar un contador o un asesor fiscal.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Berlín ofrece una amplia oferta artística y cultural.

Graf también señala que el IVA debe ser declarado por empresas cuyos ingresos superen el equivalente a US$21.000, en comparación con los US$119.000 en Reino Unido, lo que puede agregar trabajo administrativo adicional.

La escasez de vivienda también se está convirtiendo en un problema en Berlín y otras áreas metropolitanas, debido al crecimiento de la población, el aumento de la inmigración y la falta de nuevas construcciones, aunque el costo de la vida sigue siendo bajo en comparación con otras capitales europeas.

Japón

Japón ha sido durante mucho tiempo una paradoja en el mundo de los negocios. Una cultura tradicionalmente reacia al riesgo ha generado al mismo tiempo innovaciones que impactan al mundo entero.

Mucho empresarios en Japón, sienten que el país está a punto de dar un gran cambio cultural.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption A pesar de su resistencia al riesgo, Japón ha sido un centro de innovaciones de alcance mundial.

Si bien las personas alguna vez prefirieron unirse a una gran corporación multinacional con la promesa de un empleo de por vida, los jóvenes de hoy se inclinan por compañías más pequeñas y emprendedoras.

"Algunas de las barreras que había en el pasado se están eliminando", dice Crisp. "Hay más incubadoras, más fondos para nuevas empresas y mejores contactos entre emprendedores".

El corazón de la economía está en Tokio, donde una gran comunidad de inmigrantes facilita a los extranjeros establecer conexiones profesionales.

Si bien algunos hablan en inglés en Tokio y el gobierno está capacitando a más personas en este idioma con miras a los Juegos Olímpicos de 2020, aprender japonés y las costumbres sociales del país son esenciales para cualquier emprendedor en Japón.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption En Japón es muy importante entender los códigos sociales.

"Para tener éxito, debes ser capaz de leer entre líneas y detectar las capas ocultas de los negocios y la etiqueta social de Japón", dice Crisp.

Uno de los atractivos de Japón son las opciones que brinda para escapar de la intensa rutina de trabajo de los emprendedores. Kioto, particularmente, tiene numerosos parajes naturales a los que Crisp llama "el corazón cultural de Japón".

Japón también se clasifica constantemente como uno de los lugares donde las personas viven más tiempo, debido a su calidad de vida, sentido de comunidad y una dieta saludable.

Estados Unidos

El sueño americano, ese en el que cualquiera puede convertirse en lo que desee si se lo propone, sigue definiendo a EE.UU., especialmente para aquellos que quieren iniciar un negocio.

"Estamos dispuestos a luchar por lo que queremos y exigir una vida mejor a aquellos que buscan bloquear el progreso", dice Jason Patel, residente de Washington DC y fundador de la empresa de preparación universitaria Transizion.

"Esta naturaleza rebelde está en nuestro ADN: la Revolución Americana, superar la Gran Depresión, ganar la carrera espacial y producir tantos inventos increíbles. Somos personas que respetamos a quienes arriesgan sus medios de subsistencia para vivir sus sueños".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Muchas start-ups tecnológicas está ubicadas en Silicon Valley.

A diferencia de muchas otras culturas, aquí el fracaso no está mal, sino que se considera una experiencia de aprendizaje.

"Se alienta a los empresarios a tomar riesgos y retar el status quo", dice Wen-Wen Lam, gerente y cofundador de NexTravel, una plataforma de gestión de viajes con sede en San Francisco. Esa cultura de emprendimiento también implica que hay muchos mentores que están felices de ayudar a quienes apenas comienzan a crear su negocio.

Aunque muchas empresas tecnológicas que se han vuelto exitosas recientemente tienen su sede en el Silicon Valley en California, Nueva York y otras ciudades también tienen su buena cuota de start-ups.

Estados Unidos tiene una cultura bastante uniforme y un gran mercado, así que escalar a nivel nacional es fácil, dice Lam.

Contratar en un mercado tan competitivo como Silicon Valley puede ser difícil, en medio de gigantes tecnológicos que buscan quedarse con los mejores talentos, ofreciéndoles salarios altos y muchos beneficios.

"A las start-ups más pequeñas les toca vender la idea de que logran un gran impacto y que tienen el potencial de lograr un cambio", añade Lam.

Es interés en tener una voz afecta la vida cotidiana en los Estados Unidos, donde una persona, un voto, tiene un impacto en la cultura. "No hay nada más sagrado que esta premisa en la democracia", dice Patel.

"Los ciudadanos comprometidos pueden organizar e inspirar a sus pares para votar y buscar cambios, y las mejoras en su comunidad son la columna vertebral que sostiene la expectativas en nuestro país". Esta creencia también permite que se valoren ampliamente una diversidad de perspectivas y puntos de vista.

Reino Unido

Aunque el Brexit, la prevista salida de Reino Unido de la Unión Europea, ha creado cierta incertidumbre sobre el futuro de la relación comercial entre Gran Bretaña y Europa, muchos empresarios todavía creen que es un gran lugar para comenzar un negocio, gracias a sus pocas barreras de entrada y una fuerte comunidad de negocios y talentos.

"Yo registré mi negocio con US$16 (esto puede costar hasta más de US$500 en algunos estados de EE.UU.) Y abrí una cuenta bancaria en línea en minutos", dice David Murphy, quien creó la fábrica de relojes Oliver Coen, el año pasado en Londres.

El gobierno también pone a disposición numerosos recursos en línea, como préstamos iniciales y plantillas gratuitas para hacer planes de negocios respaldados por el gobierno. A su vez, la declaración de impuestos comerciales puede ser rápida y fácil.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La diversidad de talentos hacen de Londres un buen lugar para el emprendimiento.

En Reino Unido es fácil encontrar financiamiento, atrayendo más de US$5.500 millones en inversiones, la mayor cantidad de capital de riesgo de todos los países europeos en 2017.

La comunidad aquí, especialmente en Londres, también conduce al éxito de las start-ups, ya que es fácil contratar a los empleados o profesionales independientes adecuados, así como organizar reuniones de negocios cara a cara.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El alto costo de la vivienda puede ser un obstáculo para quienes llegan a vivir a Londres.

Los altos costos de la vivienda en Londres pueden ser un problema para los dueños de negocios y sus empleados potenciales.

Aún así, contar con atención médica gratuita del sistema nacional de salud hace que comenzar un negocio sea menos riesgoso.

Además del clima de negocios, tiene una buena combinación de historia y cultura moderna. A los locales también les encanta el multiculturalismo de la capital.

Suiza

Suiza ha invertido mucho en investigación y desarrollo para hacer crecer su economía. Esto le ha dado buenos resultados, y hoy el país es líder internacional en banca y finanzas.

"Suiza tradicionalmente ha tenido un sector financiero robusto, con una oportuna regulación gubernamental", dice Marco Abele, ex director digital de Credit Suisse y fundador de TEND, una plataforma de inversión basada en el sistemablockchain, con el que se busca garantizar la veracidad de las transacciones por internet.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Suiza es un importante centro para las empresas de criptomonedas.

"La cultura suiza es interesante porque estos valores tradicionales, integrados en el sector financiero suizo durante décadas, son fácilmente transferibles a los emprendedores en sus respectivos campos de interés".

Últimamente, esa experiencia se ha puesto a funcionar de una nueva manera, ya que el país se ha convertido en un centro de criptomonedas y start-ups centradas en el blockchain.

"Suiza está liderando la implementación de valores inherentes al sector financiero tradicional en esta nueva industria", dice Abele. "Las universidades suizas, a su vez, están adoptando este cambio, investigando sobre blockchain y su impacto en el mundo, con una curiosidad intelectual muy particular de Suiza".

En particular, la ciudad de Zug se ha ganado el apodo de "Crypto Valley" por las nuevas empresas de criptomonedas que surgen en el área. La ciudad es sede de la Fundación Ethereum, la plataforma de blockchain detrás de muchas nuevas aplicaciones descentralizadas, así como de la segunda criptomoneda más grande después de Bitcoin.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption En Suiza se puede apreciar la belleza de los Alpes.

"Muchos "criptoproyectos" eligen Suiza para su sede por razones similares a otras organizaciones y empresas internacionales: la neutralidad suiza, la estabilidad y el régimen fiscal", dice Nabil Naghdy, gerente de operativo de Status, el sistema operativo móvil de Ethereum.

Además de un entorno regulatorio amigable y tasas impositivas favorables a las empresas, las start-ups suizas también se benefician de su ubicación central dentro de Europa, lo que facilita el comercio y la búsqueda de talento.

Aunque el costo extremadamente alto de la vida aquí al principio es duro para los recién llegados, los emprendedores experimentados dicen que los beneficios de ser parte de la economía suiza superan los costos.

Esos rendimientos también dan sus frutos en el estilo de vida cotidiano, ya que disfrutan de acceso a escuelas de clase mundial y oportunidades educativas, así como a la belleza natural de los Alpes.

Lee la nota original en inglés en BBC Travel

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado