En fotos: los tehuelches, antiguos habitantes del sur de la Patagonia

Última actualización: Jueves, 5 de mayo de 2011

Una cultura milenaria

  • Jóvenes Tehuelches. Archivo General de la Nación.
    El Archivo General de la Nación, en Buenos Aires, presenta una exposición sobre el pueblo tehuelche, una cultura milenaria que habitó en lo que es hoy la provincia argentina de Santa Cruz y que sufrió un paulatino proceso de depredación cultural.
  • Cecilia Ramona, hija mestiza del gobernador de Santa Cruz y la tehuelche Koila. 1887/1892. Foto: Frank Gooderham. Archivo Histórico de la Municipalidad de Río Gallegos.
    La muestra, con curaduría de Magdalena Insausti, reúne objetos, testimonios documentales, iconográficos y fílmicos. "Kau" es el nombre tehuelche de sus viviendas -una tienda o toldo- separadas en el interior con cueros colgando de los travesaños. Esta foto fue tomada a fines del siglo XIX.
  • Wtetinkone y su hermana Chamksuwun, hijas de madre tehuelche y padre irlandés. 1896/1899. Foto: Antropólogo John Bell Hatcher. Archivo General de la Nación.
    Wtetinkone y su hermana Chamksuwun, hijas de madre tehuelche y padre irlandés. 1896/1899. La palabra tehuelche, en mapudungun, la lengua de los mapuches, significa “gente brava” o “gente de tierra estéril” y éstos la usaban para referirse a las comunidades que vivían en el sur de la Patagonia.
  • Cacique Chumjal(u)wun, apodado Mulato, posa en un estudio fotográfico de Punta Arenas, Chile, en 1895. Archivo General de la Nación.
    Cacique Chumjal(u)wun, apodado Mulato, en un estudio fotográfico de Punta Arenas, Chile, en 1895. El cacique poseía un territorio de 100.000 hectáreas y caballada con marca. Sus tierras fueron luego expoliadas por latifundistas.
  • Kookáchum, madre del cacique Kánkel. 1895. Foto: Tomás Harrington. Archivo General de la Nación.
    Kookáchum, madre del cacique Kánkel, 1895. Las fotografías expuestas muestran la vida de estos hombres y mujeres, sus voluptuosos e imponentes cuerpos, la vestimenta que fabricaban para protegerse del frío: una manta de piel llamada "quillango".
  • Tehuelches junto a funcionarios de la Gobernación de Santa Cruz. 1902. Archivo General de la Nación.
    A partir del contacto con Occidente, la vestimenta de los tehuelches incorporó accesorios propios del gaucho e incluso de la población urbana. Hacia mediados del siglo XIX, el traje de los hombres consistía en un chiripá atado a la cintura y un poncho.
  • Kop'achus envuelto en quillango. 1940. Foto: Federico Escalada. Archivo General de la Nación.
    Los tehuelches creían en un espíritu creador del mundo y la liturgia se constituía mediante ritos que oficiaba un chamán, quien también ejercía la medicina. Realizaban sacrificios de caballos.
  • K'achorro, K'oparren y Komeya. Foto: Charles Lane. Colección Familia Santiago Halliday.
    Las botas las fabricaban con la piel del corvejón del caballo, con el pelo a la vista. Las estiraban hasta la rodilla y las ataban alrededor del pie. Las llevaban hasta que la piel tomaba la forma del pie, luego las cortaban y cosían.
  • Tehuelches y funcionarios de la Gobernación de Santa Cruz celebran el 25 de mayo (fecha patria). 1899. Foto: Charles Lane. Archivo General de la Nación.
    Los tehuelches eran grandes cazadores. La recolección era una actividad secundaria. La adopción del caballo modificó las particularidades de los tehuelches al facilitar su traslado y su interacción con otros pueblos.
  • Cacique tehuelche con su padre y su mujer. 1893/1895. Archivo General de la Nación.
    Se solía prender un fuego delante de la tienda. En algunas oportunidades los "kau" de los parientes y amigos se disponían en forma conjunta, formando un "aiken" o campamento.
  • Esposa del cacique Foyel e hija del cacique Inakyel. Archivo General de la Nación.
    La muestra está integrada por una serie de objetos que remiten a épocas remotas en la Patagonia. Entre ellos se destacan flechas, morteros de basalto, boleadoras forradas en piel de mulita, vasijas y también utensilios llegados principalmente de Inglaterra.
  • Tehuelche tocando el koolo. Foto: profesor y sociólogo Robert Lehmann-Nitsche. Archivo General de la Nación.
    Este instrumento musical de cuerda, llamado "koolo", estaba compuesto de una costilla de caballo o guanaco, las cuerdas eran de cerda u otro elemento y la varilla con la que se pulsaba era de hueso de ala de cóndor. Producía una melodía similar al sonido del viento.
  • Béltenshun, anciana centenaria fumando pipa. 1962. V. Vignati. Archivo General de la Nación.
    Una anciana centenaria, Béltenshun, fumando pipa, en 1962. En la actualidad, existe en la provincia de Santa Cruz la reserva Kamusu Aike fundada en 1898. Cuenta con 11.200 hectáreas y se encuentra en las cercanías de la ciudad de Río Gallegos. Allí se preserva la memoria de esta cultura milenaria.

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.