Media playback is unsupported on your device

25 años convirtiendo expandilleros en empresarios en LA

A finales de los años 80 un sacerdote de Los Ángeles decidió iniciar un programa de recuperación de pandilleros: la situación de violencia en las calles era crítica por entonces, en particular en los barrios de mayoría latina del este de la ciudad estadounidense.

Pero el Padre Greg Boyle -o "Father G", como lo apodan- no lo pensó como un plan de ayuda, sino como un negocio. Una serie de "industrias" que generarían los fondos para sostener al programa mismo.

Las dificultades no faltan, dicen sus responsables: desde controlar la disciplina y enseñar a cumplir horarios hasta mantenerse como un espacio neutral entre expandilleros que estuvieron en bandos enfrentados en el pasado. Y están también los retos económicos en tiempos de crisis.

El modelo, considerado uno de los programas antipandillas más grande de Occidente, cumple 25 años y la corresponsal de BBC Mundo en Los Ángeles, Valeria Perasso, se acercó a ver cómo funciona.

Lea: Expandilleros en la cocina, un programa social se convierte en negocio redituable