Media playback is unsupported on your device

Vietnam: cómo el uso de armas químicas deja secuelas por generaciones

  • 11 septiembre 2013

La guerra de Vietnam terminó hace casi 40 años, pero el conflicto sigue dejando víctimas: los niños.

Se estima que miles de bebés siguen naciendo con horribles deformidades faciales debido a los 20 millones de galones del agente naranja rociado por Estados Unidos.

Los vietnamitas llaman a los jóvenes desfigurados "los hijos del agente naranja".

En Da Nang, Vietnam central, se cree que hay el nivel más alto de malformaciones congénitas en el mundo.

Un equipo del programa Inside Out de la BBC se unió a un equipo de cirujanos plásticos de Londres en una misión para ayudar a estos niños.