Tal Golesworthy
Media playback is unsupported on your device

"Sólo pensé en reparar mi corazón"

Aterrado ante la perspectiva de tener un remplazo de aorta, el ingeniero Tal Golesworthy decidió buscar una solución a la enfermedad de corazón que padecía desde hace más de 30 años.

Diseñó un dispositivo que mantendría la forma y el lugar de su aorta, que debido al Síndrome de Marfan, se iba estirando cada vez más.

Convencer a los especialistas para que trabajasen con él en este pequeño proyecto no fue fácil, y asegura que al principio el objetivo fue muy "egoísta".

Pero ahora, nueve años después, no sólo es el vivo ejemplo de que su invento funcionó, sino que también ha ayudado a reparar el corazón de otras treinta personas con su misma afección.

Lea también: El ingeniero que arregló su corazón y el de otros

Síganos en Twitter @bbc_ciencia