Media playback is unsupported on your device

El empresario y la vendedora, los extremos de Brasil 2014

5 junio 2014 Última actualización: 14:09 GMT

Un empresario que ganó su primer millón con la Copa. Una vendedora de cocos que perdió todo.

María de Lourdes Soares tenía un puesto de playa donde vendía cocos y galletas. Pero éste fue incautado en un sorpresivo operativo municipal y la mujer perdió lo poco que tenía para ganarse la vida en Río de Janeiro.

La historia de José Luis Munin Monteiro es muy distinta: su pequeña empresa de cemento premoldeado fabricó cuatro grandes rampas y un anillo alrededor del Maracaná, el renovado estadio de Río donde se jugarán siete partidos de la Copa, incluida la final.

Gracias a ello se ha asegurado ingresos mensuales constantes durante dos años.

Estas son dos formas opuestas de vivir el Mundial en Brasil. Véalas en este video de BBC Mundo.

Lea: "El Mundial me cambió la vida": dos historias extremas de Brasil 2014