Gobierno de Hungría celebra rechazo a la cuota de refugiados de la UE en referendo cuya validez es cuestionada

Recuento de votos en Hungría Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las encuestas de salida indican que el "No" fue la opción que logró más del 90% de los votos en Hungría.

Hungría votó abrumadoramente en contra de la cuota de refugiados que la Unión Europea había propuesto que recibiera el país, pero el abstencionismo podría dejar sin validez legal al referendo.

La participación en la polémica consulta fue del 43%, por lo queno superó el 50% requerido para ser considerada válida, según reconoció el partido del gobierno.

Aún así, el primer ministro húngaro Viktor Orban, quien llamó a los ciudadanos a rechazar el plan de la UE, declaró una "gran victoria".

De quienes votaron, casi el 98% lo hizo por el no a las cuotas acordadas en la UE. Y así, apoyándose en esa cifra, el ejecutivo adelantó que el resultado es "políticamente válido".

Y para que sea vinculante, el mandatario dijo que propondrá un cambio en la Constitución.

"Hemos logrado un resultado excepcional", recalcó el primer ministro en una rueda de prensa sin preguntas.

"Sólo los húngaros pueden decidir con quién desean vivir. Bruselas o Budapest era la pregunta. Y ha ganado Budapest", dijo Orban, quien no hizo ninguna alusión a que la consulta no alcanzó el quorum necesario.

Asimismo, el mandatario señaló que el resultado del referendo es un mensaje claro a la UE: "Es por el futuro de nuestro hijos, de nuestro estilo de vida, de nuestras raíces cristianas. Debemos elegir con quién vivir".

El primer ministro húngaro, el nacionalista y euroescéptico Orban, había dicho que la cuota propuesta por la Unión Europea era una amenaza a la forma de vida del continente.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption El primer ministro Viktor Orban, y su partido habían hecho un llamado a votar por el "No" con una costosa campaña.

"Los húngaros son conscientes de lo que está en el juego y es importante porque no se trata de la voluntad del gobierno, no es la intención del Parlamento, es la voz y la voluntad del pueblo la que es lo más importante", dijo Orban tras la votación.

El esquema de repartición de refugiados preveía que Hungría recibiera a 1.294 solicitantes de asilo.

Los críticos de Orban consideran que su postura es xenofóbica y contraria a la protección humanitaria de personas que huyen de la guerra en países africanos y Siria.

Durante la crisis migratoria del año pasado, Hungría se convirtió en un territorio de tránsito en la ruta de los Balcanes occidentales a Alemania y otros países de la Unión Europea.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Grupos pro derechos humanos criticaban al primer ministro Orban, pues consideran que es xenofóbico el rechazar a personas que huyen de conflictos.

En un esfuerzo por frenar la entrada, Hungría selló su frontera con Serbia y Croacia.

La medida fue popular localmente, pero criticada por grupos de derechos humanos.

El periodista Nick Thorpe, de la BBC en Budapest, dice que si la encuesta se declara no válida sería un resultado decepcionante para el gobernante partido Fidesz después de meses de movilización y una campaña costosa.

La propuesta de la UE estaba destinada a aliviar la presión sobre Grecia e Italia, los principales puntos de entrada para los inmigrantes y refugiados en el bloque de países europeos.

Temas relacionados

Contenido relacionado