Huracán Dorian: la tormenta se debilita frente a la costa sureste de EE.UU.

Calle inundada en Carolina del Sur. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El huracán está ahora azotando las Carolinas.

Las lluvias y los vientos del huracán Dorian están ahora golpeando las costas de Carolina del Sur y del Norte, en el sureste Estados Unidos, pero la tormenta se está debilitando.

Dorian se debilitó este viernes a categoría de intensidad 1 -de un máximo de 5- con vientos máximos sostenidos de hasta 150 kilómetros por hora frente a la costa de Carolina del Norte, según informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos.

Según el NHC, el ojo del huracán se ubica 70 kilómetros de la costa de Carolina del Norte, mientras avanza en dirección noreste a 24 kilómetros por hora.

La predicción es que Dorian tocará tierra en las próximas horas en la costa de Carolina del Norte antes de dirigirse por el Atlántico hacia Nueva Inglaterra y Nueva Escocia.

En las últimas horas el huracán ha pasado de categoría 3 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, con vientos máximos de hasta 185 kilómetros por hora, a categoría 1, con vientos de hasta 150 kilómetros por hora.

Por el momento, la tormenta no ha tocado tierra en Estados Unidos por lo que no ha causado víctimas mortales ni grandes destrozos.

Donde sí causó estragos fue en las islas del norte del archipiélago de Bahamas, en especial las islas Ábaco y Gran Bahama, sobre las que la tormenta impactó durante el fin de semana con intensidad 5 -la máxima- y se mantuvo durante más de 24 horas generando una "devastación sin precedentes".

Según el último balance de las autoridades bahameñas, 30 personas fallecieron en esas islas, aunque se espera que la cifre aumente a medida que los equipos de emergencia lleguen a nuevas zonas devastadas.

Media playback is unsupported on your device
El huracán Dorian se dirige a la costa este de EE.UU. tras arrasar las Bahamas

¿Qué daños dejó en Bahamas?

La poderosa tormenta llegó el domingo a las islas Ábaco, donde viven unas 17.000 personas, como huracán de categoría 5, el nivel más alto jamás registrado de este fenómeno al tocar tierra en el Atlántico.

El lunes llegó a Gran Bahama, como huracán de categoría 4, y se estacionó ahí por casi dos días, por lo que la isla también sufrió graves daños e inundaciones.

Una imagen satelital de Iceye, fabricante finlandesa de microsatélites, muestra que el 60% de la superficie de Gran Bahama quedó bajo el agua.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El huracán Dorian dejó una devastación sin precedentes en las islas del norte de Bahamas.

El saldo provisional de fallecidos en las Bahamas es de al menos 30 muertos.

Mark Lowcock, subsecretario general de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, también espera que la cifra de muertos aumente significativamente.

La Cruz Roja Internacional teme que el 45% de las viviendas en Ábaco y Gran Bahama, unas 13.000 propiedades, hayan quedado severamente dañadas o destruidas.

Unas 70.000 personas, prácticamente toda la población de ambas islas, necesitan "ayuda inmediata", dijo Lowcock, de la ONU.

Media playback is unsupported on your device
El huracán Dorian de categoría 5 tocó tierra en Bahamas.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado