Chávez ordena toma de puertos

Hugo Chávez, presidente de Venezuela
Image caption El presidente dijo que la toma de los puertos es asunto de seguridad nacional.

El presidente de Venezuela Hugo Chávez ordenó la toma militar de los puertos de Maracaibo y Puerto Cabello en los estados Zulia y Carabobo, que están en manos de gobernadores de la oposición.

Chávez tomó la medida ante la resistencia de los gobernadores opositores de transferir la administración de los puertos al gobierno central, tal como lo indica una nueva Ley de Descentralización aprobada por la Asamblea Nacional el pasado jueves.

La ley permite al ejecutivo intervenir los puertos, aeropuertos y carreteras si se considera que los gobiernos regionales no están prestando un servicio adecuado."Vamos a recuperar los puertos y aeropuertos de toda la República opóngase quien se oponga", afirmó el presidente en su programa semanal de televisión Aló, presidente.

Pablo Pérez y Enrique Salas -gobernadores de Zulia y Carabobo, respectivamente- declararon su intención de defender las atribuciones que tenían sobre las instalaciones portuarias.

Amenaza

El presidente Chávez reiteró que los gobernadores estaban obligados a obedecer la ley y amenazó con encarcelarlos si interfieren con la orden.

"El gobernador de Carabobo dijo que iba a defender Puerto Cabello. Bueno que busque un ejército, porque para allá va la Marina de Guerra...¡Saldrá preso pues!" expresó el mandatario.

Según Chávez, la toma de estos dos puertos y del aeropuerto Santiago Mariño en la isla Margarita, también bajo gobierno regional opositor, son tema de seguridad nacional.

La corresponsal de BBC Mundo en Caracas, Yolanda Valery, señaló que la toma de los dos puertos y el aeropuerto constituyen duros golpes para las gobernaciones de las entidades afectadas, que perderán una importante competencia, así como los ingresos asociados a su administración.

Neutralizar la oposición

Más allá de la amenaza a la descentralización, los jefes regionales ven en la medida un intento de neutralizar su liderazgo.

Nuestra corresponsal indicó que, aunque para hoy se esperan anuncios y pronunciamientos desde esas tres entidades, es poco lo que los gobernadores pueden hacer para revertir un proceso que parece encaminarse a todo galope hacia la concentración de funciones en la administración central.

La orden de tomar los puertos y aeropuerto por parte del presidente Hugo Chávez se produjo incluso antes de que la reforma a la Ley de Descentralización, que permite la recuperación de servicios por parte del gobierno nacional, haya entrado oficialmente en vigor.

Por otro lado, la reforma en cuestión se produjo porque hubo un dictamen del Tribunal Supremo de Justicia que ordenaba la revisión de la ley, así que parece poco probable que el camino jurídico esté abierto para los gobernadores.

Portavoces oficialistas han argumentado que devolverle los servicios al Ejecutivo central es la única manera de garantizar que el poder popular tenga el control de los mismos.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.