Once acusados por ataque a sinagoga

Foto de archivo de enero 31, 2009, un miembro de la comunidad judía observa los destrozos causados a la sinagoga en Caracas
Image caption En su momento el ataque fue interpretado como un acto político.

La Fiscalía de Venezuela acusó formalmente a 11 personas por el ataque a la sinagoga Tiseret Israel, la más importante del país, ocurrida el pasado mes de enero en la capital venezolana.

El último día de ese mes un grupo de individuos se introdujeron en el templo judío, en el que profanaron libros sagrados, causaron destrozos y dejaron pintas con mensajes antisemitas.

Los hechos se produjeron dos semanas antes del referendo sobre la reelección indefinida del presidente y demás cargos de elección popular, por lo que en su momento fue interpretado como un acto político.

A principios de enero el presidente Hugo Chávez había ordenado la expulsión del embajador de Israel en protesta por la ofensiva israelí en la Franja de Gaza, que calificó de criminal.

"La demonización que Hugo Chávez hace de Israel y de la comunidad judía, preparó el terreno para la escandalosa invasión y profanación de la sinagoga", había declarado el centro Simon Wiesenthal, una de las principales organizaciones internacionales contra el antisemitismo.

Respuesta rápida

Image caption Los hechos se produjeron 2 semanas antes del referendo sobre la reelección indefinida del presidente.

Sin embargo, el propio Chávez rechazó que se responsabilizara de lo ocurrido en la sinagoga a grupos de seguidores suyos.

"No tiene nada que ver el gobierno con esto. Éste no es un gobierno judío ni antisemita ni antinada", dijo entonces el mandatario.

Pocos días después de los acontecimientos, la policía comenzó a mostrar resultados de las investigaciones, que apuntaban hacia un móvil de robo.

El 7 y el 8 de febrero se produjeron los arrestos de las 11 personas que ahora deberán enfrentar juicio. Se trata de ocho funcionarios de tres cuerpos policiales diferentes y de tres civiles, a quienes el Ministerio Público imputa de los delitos de robo agravado y acto de desprecio contra un culto.

Entre los civiles se cuenta un oficial de seguridad de la sinagoga, a quien se acusa de cooperar en el robo, de falso testimonio y de simular un delito.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.