Carretera panamericana: ¿una quimera?

Álvaro Uribe, presidente de Colombia
Image caption Uribe ha insistido en el proyecto de la Carretera Panamericana en varias ocasiones.

En teoría, la carretera Panamericana une a Alaska, en el extremo norte de Estados Unidos, con la Tierra del Fuego, en el extremo sur de Argentina. Pero, en la práctica no es posible hacer ese recorrido de 25.000 kilómetros en automóvil, a menos que los que se atrevan a hacerlo tomen un barco en Panamá o en Colombia, a donde puedan llevar su vehículo.

La vía se interrumpe en el tapón del Darién, una zona selvática, en la frontera entre Colombia y Panamá, uno de los sitios más ricos en biodiversidad del mundo, donde confluyen Norteamérica, Centroamérica y Suramérica.

Y aunque solo faltan 130 kilómetros de carretera, por ahora no parece fácil lograr un acuerdo entre Colombia y Panamá, donde la opinión pública está dividida. De esa forma, la carretera Panamericana sigue siendo una especie de quimera.

Casi desde cuando se propuso hacer una carretera por el Darién, en los años 30 del siglo pasado, la polémica se da constantemente. Hace poco revivió cuando el presidente colombiano, Álvaro Uribe, volvió a hablar del tema, como lo ha hecho periódicamente desde cuando asumió el poder en 2002.

"A mí me da mucha tristeza que mi generación vaya a llegar a la hora postrera y que esa carretera no esté abierta, se los digo con todo corazón", declaró Uribe durante un encuentro con empresarios en Ciudad de Panamá.

La polémica

Consciente de las prevenciones que hay en Panamá por los posibles efectos adversos de una carretera, el presidente colombiano señaló que "los bandidos nunca han tenido fronteras y si no tenemos mejores sistemas de comunicación, los únicos que se perjudican son los ciudadanos de bien".

Pero la propuesta no cayó bien, sobre todo en Panamá, donde están en campaña para las elecciones presidenciales y el mandatario, Martín Torrijos, no ha tomado una decisión sobre la iniciativa.

Image caption Molano asegura que el proyecto de pasar una carretera por el Darién obedece a los intereses de sectores económicos.

Por ahora, la candidata presidencial Balbina Herrera dijo que la construcción de la carretera con Colombia no está en su agenda, pues su país "no merece" que se le pasen problemas como el narcotráfico y la delincuencia.

Por otro lado, el alcalde de Ciudad de Panamá, Juan Carlos Navarro, consideró que ese proyecto "sería nefasto para Panamá, porque destruiría de manera irremediable el bosque natural y la diversidad biológica, que no sólo es un parque natural de Panamá, también una reserva del hombre y la biosfera.

En Colombia también ha habido críticas, como las del sociólogo Alfredo Molano, autor del libro "El Tapón del Darién, diario de una travesía", y Manuel Rodríguez Becerra, el primer ministro del medio ambiente que ha tenido este país.

Más críticas

Otros, como Fabio Arjona, director de Conservación Internacional Colombia, prefieren no hablar a fondo del asunto. "Yo no conozco el trazado ni la racionalidad de la vía. Yo sé que el Darién es una zona ambientalmente conflictiva, con mucha sensibilidad, que habría que mirarla con mucho cuidado", le dijo a BBC Mundo.

A su turno, los ingenieros se declaran entusiasmados con la carretera, como lo expresó Alfonso Orduz, ex presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI). "Esta es una zona sumamente buena, que puede hacerse con cuidado y que no se ha hecho por un problema político", declaró a BBC Mundo.

El sociólogo Molano asegura que el proyecto de pasar una carretera por el Darién obedece a los intereses de sectores económicos que buscan extender la ganadería y el cultivo de palma africana en esa zona, habitada por comunidades indígenas y afrodescendientes.

"También está la búsqueda de una salida al pacífico, en la que creo que Uribe estaría apoyado por el presidente venezolano Hugo Chávez, a pesar de que tengan signos ideológicos diferentes", agrega Molano, en su diálogo con BBC Mundo.

Pero al experto lo que más le preocupa es el daño ambiental, sobre todo el de "las pocas selvas que quedan al sur del Darién colombiano" y lo que pueda pasar en la zona panameña, "donde las selvas están mucho mejor conservadas".

"Pacífico apuñaleado"

"Ese biopacífico va a ser penetrado y apuñaleado por la carretera", advierte.

El ex ministro Manuel Rodríguez Becerra le dice a BBC Mundo que él no entiende la "obsesión" de Uribe con el proyecto, "cuando Colombia ni siquiera ha sido capaz de construir una buena vía hacia su principal puerto sobre el pacífico".

"¿Por qué no nos evitamos los daños ecológicos y usamos un ferry -algo que está inventado desde hace tanto tiempo- para unir a Colombia y Panamá?", se pregunta.La polémica está viva y el asunto sigue sin resolverse. Y mientras Uribe insiste en el proyecto, en Panamá no parecería haber mucho ambiente para impulsarlo.

Por esa razón, la carretera Panamericana parecería seguir siendo un sueño casi inalcanzable, a menos que surja una propuesta con el suficiente consenso entre ambos lados del Darién.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.