EE.UU. ya tiene "zar de la frontera"

Alan Bersin (foto de archivo)
Image caption Bersin reclamó mesura y rechazó la idea de militarizar la frontera.

Alan Bersin, un ex fiscal federal que ya había ocupado un puesto similar en la década de los años 90, será el encargado de supervisar los esfuerzos para detener la violencia generada por el tráfico de drogas en la frontera y controlar la inmigración ilegal en el país.

El nombramiento del ya bautizado "zar de la frontera" fue anunciado este miércoles por la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, en El Paso, Texas, durante una gira en la región inmediatamente antes de sumarse a la visita del presidente Barack Obama a México.

Napolitano dijo que Bersin "aportará vitales años de experiencia en la relación con funcionarios locales estatales e internacionales, indispensables para estar a la altura de los desafíos que enfrentamos en la frontera".

"Él será quien lidere el esfuerzo por mantener seguro a nuestro país promoviendo al mismo tiempo el intercambio comercial", señaló.

Napolitano y Bersin fueron ambos fiscales federales durante el gobierno demócrata del presidente Bill Clinton.

Junto a su nueva jefa, parados en un puente sobre el Río Bravo que comunica El Paso con Ciudad Juárez, en México, Bersin reclamó mesura a la hora de hacer evaluaciones.

El recién nombrado funcionario admitió la existencia de secuestros y crímenes por parte de grupos asociados a traficantes de drogas o de personas, pero dijo que no existía "de este lado" nada parecido a lo que ocurre en el norte de México.

"Debemos ser muy cautelosos para no caraterizar equivocadamente la situación de seguridad", señaló, rechazando la idea de militarizar la frontera reclamada por funcionarios y residentes de la zona.

Primeras críticas

Hasta ahora Bersin se desempeñaba como director de la Autoridad Aeroportuaria del Condado de San Diego, tras pasar algunos años como secretario de Educación de California en el gabinete del gobernador republicano Arnold Schwarzenegger.

Pero su experiencia directa con la nueva tarea que le espera se remite al período entre 1995 y 1998, cuando actuó como representante del Fiscal General de Estados Unidos coordinando con funcionarios mexicanos la aplicación de las leyes en el sector sudoeste de la frontera común.

En aquellos años estuvo a cargo de aplicar de la "Operación Guardián", que duplicó el número de agentes de la Patrulla Fronteriza y la extensión de la valla divisoria entre la ciudad mexicana de Tijuana y la vecina San Ysidro, en Estados Unidos.

Aunque la iniciativa fue entonces calificada como un éxito por el gobierno de Clinton, la creciente dificultad para pasar ilegalmente en el sector urbano de la frontera empujó los cruces a zonas más remotas, desatando un drástico aumento de muertes de indocumentados en el desierto.

"No es la persona ideal. No es alguien a quien hubiéramos tenido en mente para este puesto", dijo a BBC Mundo Enrique Morones, líder de los Ángeles de la Frontera, una organización basada en San Diego que promueve los derechos de los inmigrantes.

"Con la Operación Guardián se equivocaron; creían que iban a detener el flujo de inmigrantes indocumentados, y no sólo no lo hicieron sino que además iniciaron una política de muertes que costó la vida a decenas de miles de personas".

Morones cuestiona que Bersin no tenga una "historia que mostrar" en cuanto a la promoción de los derechos humanos.

Admite sin embargo que al menos es alguien "que tiene conocimiento de la frontera y con el que tendremos que encontrar la manera de trabajar juntos".

"Lo mejor"

Jack Martin, director de Proyectos Especiales de la Federación para la Reforma Migratoria en Estados Unidos (FAIR, por sus siglas en inglés), se declaró gratamente sorprendido por el nombramiento de Bersin.

"Ciertamente tiene mejores credenciales que cualquier otra elección que pudiera esperarse de la administración Obama".

"Nos alegra que sea una persona que ha demostrado su preocupación por aplicar la ley para logra un control real sobre lo que pasa en la frontera", dijo a BBC Mundo el directivo de FAIR, uno de los grupos más visibles entre los que reclaman límites más estrictos al ingreso de inmigrantes.

Otro de los satisfechos con el nombramiento fue Arnold Schwarzenegger, gobernador de California, el estado con más cantidad de inmigrantes indocumentados en todo el país.

"El presidente Obama no podría haber elegido a una persona más calificada y con más experiencia para sumar a su administración, sobre todo cuando se refiere a los problemas en nuestra frontera sudoeste", dijo el antiguo jefe de Bersin.

La secretaria Napolitano señaló que Alan Bersin comenzará inmediatamente a trabajar, reportando directamente a ella bajo el cargo formal de Secretario Asistente de Asuntos Internacionales y Representante Especial para Temas de la Frontera.

Desde su puesto será el encargado de implementar la promesa del presidente Barack Obama de contener la violencia en la zona fronteriza y trabajar con las autoridades mexicanas para parar el tráfico de drogas hacia un lado y el contrabando de armas y dinero hacia el otro.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.