Rózsa Flores, de Croacia a Santa Cruz

El boliviano Eduardo Rózsa Flores, un ex combatiente de la Guerra de los Balcanes que peleó por la independencia de Croacia, murió acribillado por la policía en Santa Cruz, acusado de liderar una organización terrorista que pretendía asesinar al presidente Evo Morales.

Image caption Rózsa Flores murió en un operativo policial en el que otros dos presuntos delincuentes fueron abatidos.

De esta manera acabó un hombre que, durante su vida, transitó por las antípodas de la política y la religión, tal como él mismo relata en una entrevista publicada en su blog de internet.

Se dejó seducir por los ideales de Ernesto Che Guevara, para después decepcionarse del "socialismo real". Encontró la paz en el Opus Dei, pero más tarde se convertiría al Islam.

Pese a que el gobierno de Morales acusó a la presunta organización terrorista de pertenecer a "una ideología de extrema derecha fascista", las múltiples facetas de Rózsa podrían confundir a cualquiera que pretenda encasillarlo.

De padre húngaro y madre boliviana, Eduardo Rózsa nació en Santa Cruz en 1960. El entonces muchacho creció en un hogar de grandes contradicciones, que se reflejarían a lo largo de su vida.

Detrás del Che

"Mi madre y su familia, católicos; mi padre, marxista y ateo recalcitrante. Ya se pueden imaginar los 'carnavales' familiares", relató Rózsa al diario El Deber de Santa Cruz en una entrevista concedida en el año 2005.

El golpe de Estado de Hugo Banzer Suárez (1971-1978) obligó a la familia a exiliarse en Chile, donde Rózsa comenzó su activismo político.

Durante el gobierno de facto de Augusto Pinochet, a la familia le tocó huir también de Chile. El destino fue Hungría, donde Rózsa ingresó a la Escuela Militar, con la idea de volver a América Latina y seguir los pasos del Che Guevara.

"No lo niego; si en ese entonces algo brillaba ante mis ojos, era la figura del Che, la guerrilla truncada y la necesidad de continuar lo que ellos no habían podido llevar al éxito", le dijo a El Deber.

Pero, el destino le tenía reservado otro rumbo. Con la finalidad de completar su formación, fue enviado a la ex Unión Soviética, donde en realidad terminaría por decepcionarse del régimen.

La decepción

"La inmoralidad, la mentira, los crímenes cometidos en nombre del 'socialismo real' son imperdonables. Habrá que usar mucho detergente para lavar esa ignominia. Te hablo de la realidad. No de las ideas. No de la necesidad que sí existe, de construir una sociedad más justa", dice Rózsa en la entrevista que reproduce su blog y que fue publicada por Imagen y Comunicación Revolucionaria en Caracas, Venezuela, en octubre del año pasado.

Más adelante, estudiaría Filosofía y Letras en la Universidad de Budapest y, por casualidad más que por convicción, empezaría a trabajar como periodista. Fue corresponsal de la agencia Prensa Latina y del diario español La Vanguardia.

"Lo que me llevó a combatir al lado de los croatas fue la rabia y la impotencia. Un pequeño país, casi indefenso, atacado por un vecino poderoso, fuerte y armado hasta los dientes... Vaya, el que deja pasar una oportunidad así, inclusive de morir, si así Dios lo dispone, por una causa indiscutiblemente justa sin tomar partido, o es un imbécil o un cobarde", dice Rózsa a El Deber.

Este viernes, el Ministerio de Exteriores de Croacia confirmó a la agencia de noticias EFE en Zagreb que Rózsa Flores tenía la ciudadanía croata, igual que Mario Tadic, un miembro de la organización desarticulada en Bolivia que ahora permanece detenido.

Una vida de película

El año 2000, la directora de cine Ibólya Fekete llevó a la pantalla grande la vida de Rózsa, en la película Chico, un film que mereció algunos premios internacionales.

Image caption Policías de élite irrumpieron el el hotel donde se alojaban Rózsa Flores y sus compañeros.

Lo curioso de la cinta es que el propio Rózsa es el protagonista del film y esto se debe, según dijo él, a que la película fue rodada en varios países y en varios idiomas que debían ser hablados por el actor, en este caso, él mismo.

Allá por 1995, Rózsa se convirtió al Islam y hasta el año pasado era vicepresidente de la comunidad islámica en Hungría. Antes de aquello, este hombre de origen judío fue miembro del Opus Dei y defendió la obra de José María Escriba de Balaguer, según la entrevista publicada en su blog.

La noticia de su muerte permitió saber que Rózsa estaba en Bolivia, aunque no se sabe cuándo llegó, con qué objetivos lo hizo, ni quién financiaba su organización.

Según el gobierno de Morales su organización es la autora de al menos una decena de atentados perpetrados en Santa Cruz en contra de blancos tan opuestos como algunas autoridades del gobierno de Evo Morales, todas ellos de izquierda, y organizaciones cívicas alineadas con la derecha cruceña.

Incluso, el propio gobierno dice que los planes de asesinato incluían a Morales y al vicepresidente Álvaro García Linera por un lado, y al opositor prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas.

Con unos y otros

En la entrevista publicada en su blog, Rózsa, cuando es consultado sobre el proceso venezolano al mando de Hugo Chávez, responde que "si bien es verdad, que soplan vientos -si no totalmente nuevos- al menos frescos en nuestro continente, aún queda mucho por hacer para que todos los pueblos y naciones americanas disfruten plenamente de los derechos que les corresponden".

Pero también en su blog, se pueden encontrar vínculos que conducen a organizaciones de derecha de Santa Cruz, como la denominada Nación Camba.

Y también sitios que defienden a los palestinos y fustigan a Israel, en concordancia con la posición gubernamental.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.