Asesinato con advertencia en México

Escena de narcotráfico en Ciudad Juárez
Image caption México debate sobre los sacerdotes amenazados por organizaciones criminales.

"Con El Chapo nunca van a poder, ni sacerdotes, ni gobernantes". Ese fue el mensaje que apareció este martes sobre los cadáveres de dos tenientes militares que desarrollaban labores de inteligencia en los límites de los municipios de Tepehuanes y Guanaceví, en el norteño estado mexicano de Durango.

El "Chapo" Guzmán, líder del Cartel de Sinaloa, es el narcotraficante prófugo más buscado en México.

Se cree que la advertencia encontrada en los cadáveres está directamente relacionada con las declaraciones del arzobispo de Durango, Héctor González, quien denunció públicamente que el "Chapo" Guzmán vive cerca de Guanaceví y que "todo el mundo lo sabe, menos las autoridades".

La denuncia realizada por el prelado provocó una gran polémica en México y abrió el debate sobre el creciente fenómeno de sacerdotes amenazados por organizaciones criminales.

"Estoy sordo y mudo"

Los cuerpos de los militares fueron encontrados con señales de violencia y con las manos atadas. Uno de ellos tenía los ojos vendados.

La prensa local señala que los agentes estaban vestidos de vaqueros en el contexto de las investigaciones encubiertas que estaban realizando cuando fueron asesinados.

La zona donde se produjo el incidente forma parte del llamado "triángulo dorado" donde se encuentran lo límites fronterizos de los estados de Sinaloa, Chihuahua y Durango.

"Estoy sordo y mudo", dijo el arzobispo de Durango este lunes cuando fue consultado respecto a la denuncia pública que hizo sobre el paradero del "Chapo" Guzmán, quien recientemente fue incluido en la lista de los hombres más ricos del planeta según la revista Forbes.

Tras conocerse la noticia del llamado "narcomensaje" hallado en los cuerpos de los militares, el ministro de Gobernación, Fernando Gómez Mont, dijo que los narcotraficantes "son perfectamente derrotables, porque hay una sociedad y un gobierno comprometido a recuperar la paz y la tranquilidad".

Sin embargo, persisten las denuncias de personas que aseguran que en ciertos territorios específicos del país el Estado ha sido superado y sólo impera la la ley de las organizaciones criminales.

Contenido relacionado