Colombia: Al fin ¿cuántos secuestrados?

Manos atadas
Image caption Algunas organizaciones creen que hay unos 2.800 secuestrados.

Una depuración de las cifras de secuestros en Colombia ha generado controversia y, al mismo tiempo, puesto en duda las estadísticas de este país, que a comienzos de la década ocupaba uno de los primeros lugares del mundo en ese delito.

Todo se debe a que el número de secuestrados no es de 2.800, como se creía a partir del conteo iniciado hace una década, sino de solo 125, según Fondelibertad, el fondo del gobierno encargado de la lucha contra el secuestro.

Esos secuestrados, según el gobierno, están en manos de las guerrillas, de la delincuencia común y de las bandas conformadas por paramilitares que se habían desmovilizado.

"Es un escándalo, han hecho un ridículo planetario", le dijo a BBC Mundo Salud Hernández-Mora, una conocida periodista y columnista que forma parte de País Libre, la organización que le presta ayuda a las víctimas del secuestro.

Hernández-Mora admite que País Libre siempre pensó que la cifra de 2.800 secuestrados era aproximada, pero señala que ahora le cuesta trabajo creer que solo son unos 125.

La directora de País Libre, Olga Lucía Gómez, afirma que "lo único positivo de este informe es que se dieron cuenta -en Fondelibertad- de que no pueden realizar este trabajo solos".

"Nadie cree nada"

Y Hernández Mora agrega: "Ya nadie cree nada. ¿Qué estrategias de lucha contra el secuestro se pueden hacer con cifras falsas?".

El director de Fondelibertad, Harlan Henao, defiende su trabajo y explica que la depuración es el resultado de la verificación, caso por caso, de las denuncias por secuestro que tenían las autoridades.

Image caption El director de Fondelibertad dice que se ha verificado caso por caso.

Según Fondelibertad, al menos 1.173 personas no estaban secuestradas -720 ya habían recuperado la libertad-, 104 habían muerto en cautiverio, mientras que no tiene información certera sobre 1.500 casos.

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, reconoció las dificultades. En declaraciones a Radio Caracol, el funcionario dijo que "es insólito que en el mundo entero estén señalando a Colombia como el país donde más secuestros se producen y donde más gente secuestrada hay, y nosotros mismos ni siquiera sepamos cuánta gente hay secuestrada".

Un experto en el tema, Rubén Darío Ramírez, quien fue "Zar antisecuestro" del gobierno colombiano en 1998, declara a BBC Mundo que la depuración de las cifras era una tarea pendiente desde hace años.

"Ha faltado seguimiento del gobierno. En las cifras de secuestrados había desaparecidos forzados y desaparecidos voluntarios. Además, muchas familias no dan aviso a las autoridades cuando las personas regresan", dice Ramírez, quien dirige el centro de estudio y análisis de Convivencia y Seguridad Ciudadana de Bogotá.

Cerca de la realidad

Ramírez toma distancias de las críticas de País Libre. "Ellos tienen dudas sobre unos casos muy particulares. Yo creé el sistema de recolección de información sobre secuestro y creo que la cifra de Fondelibertad se aproxima a la realidad", enfatiza.

Además, Ramírez subraya que tener un número tan alto de secuestros era contraproducente para el gobierno del presidente Álvaro Uribe y su política de "seguridad democrática".

Image caption El ex "zar antisecuestros" cree que ahora la información es más aproximada.

"Mantener una cifra alta le dio réditos políticos al gobierno durante un tiempo, en su lucha contra las guerrillas y los paramilitares, pero mantenerla hoy le quitaba efectividad a la "seguridad democrática", señala el experto.

A su turno, Hernández-Mora dice que parte de la confusión de las cifras se debe a que hay demasiadas entidades del Estado combatiendo el secuestro y manejando información.

"Son demasiados organismos -Fondelibertad, los escuadrones de la Policía y el Ejército, la Fiscalía- que pocas veces cruzan información entre sí", explica.

Ramírez cree que, gracias a la depuración, "ahora tenemos una información más aproximada del número de secuestrados".

Sin embargo, también reconoce que la falta de información fidedigna afecta la credibilidad internacional del gobierno colombiano.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.