Calderón propone reformar Ley de Seguridad

Soldado mexicano en Ciudad Juarez
Image caption El PAN rechazó que se trate de un intento por legalizar estados de excepción.

El presidente de México, Felipe Calderón, envió una propuesta al Senado para reformar la Ley de Seguridad Nacional con el objetivo de regular la participación de las Fuerzas Armadas en el combate contra el crimen organizado.

La iniciativa propone introducir una nueva figura legal definida como una "declaración de existencia de una afectación a la seguridad interior" para ser aplicada en situaciones que pongan en grave riesgo el orden público.

Felipe González, senador del partido gobernante PAN y presidente de la Comisión de Seguridad Pública, rechazó que se trate de un intento por legalizar estados de excepción.

"De ninguna manera el texto afecta las garantías individuales. Sólo propone la intervención estratégica del Ejército mientras la autoridad local recupera el control", dijo González en conversación con BBC Mundo.

"Lo que se busca es darle un marco legal a las Fuerzas Armadas para que puedan operar", agregó.

"Proteger al Ejército"

El proyecto enviado este jueves por el Ejecutivo al pleno del Senado despertó inquietud entre algunos parlamentarios de oposición.

René Arce Islas, senador del PRD, dijo que el país está frente a una discusión muy delicada porque se trata de las garantías de los ciudadanos mexicanos.

"Esta iniciativa busca proteger al Ejército y al poder Ejecutivo de algo que ya está ocurriendo, que es el despliegue de los militares en las calles, que en algunos casos, ha sido responsable de serias violaciones a los derechos humanos", le dijo Arce a BBC Mundo.

La discusión sobre la legalidad de la intervención del Ejército en la seguridad pública no es nueva.

En 1996 algunos sectores políticos promovieron un recurso de inconstitucionalidad por el uso de agentes militares en las calles de México.

"Legalizar lo ilegal"

En aquel entonces la Corte Suprema de Justicia estableció ciertos criterios bajo los cuales autoriza la actuación del Ejército en tareas de seguridad bajo la autoridad civil y para acciones específicas.

Pero según algunas organizaciones de derechos humanos no existe una base jurídica que avale el despliegue del Ejército en las calles.

"Precisamente lo que está buscando Calderón es legalizar lo que en este momento está fuera de la ley", dijo el abogado Santiago Aguirre, del Centro Agustín Pro, en conversación con BBC Mundo.

"Lo más preocupante, fuera de la discusión legal, es que en algunas regiones del país sí existen estados de excepción de facto, como cuando no se respeta la libertad de tránsito, cuando hay allanamientos ilegales, privación de la vida o violación del debido proceso", señaló Aguirre.

"Blindaje adicional"

Según el proyecto del gobierno, la declaración de una "afectación a la seguridad interior" tendría que ser analizada por el Consejo Nacional de Seguridad y por la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional del Congreso, antes de entrar en efecto.

Por otro lado, el Ejecutivo plantea que la propuesta incluye un "blindaje adicional" para proteger los derechos humanos.

Éste consiste en que la decisión de aplicar la nueva norma deberá ser informada a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y a las comisiones de los estados.

La propuesta de Calderón es parte de un paquete de reformas que incluye cambios al Código de Justicia Militar, la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y la Ley Orgánica del Poder Judicial.

De acuerdo a cifras oficiales hoy existen cerca de 45.000 efectivos militares combatiendo a organizaciones criminales en distintos puntos del país.

Se estima que en México la violencia asociada a los carteles de la droga dejó más de 6.000 muertos en 2008 y que este año la situación de seguridad continúa deteriorándose, especialmente en algunas zonas del país.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.